21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 15 de febrero de 2009

    Más de 3.000 personas se manifiestan con 'Galiza non se vende' para reclamar "derecho a tierra viva y vida digna"

    La plataforma acusa a la Xunta de mantener políticas "sordas y ciegas" ante las crisis económica y ambiental

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Entre 3.000 y 3.500 personas --según estimaciones de la Policía Local de Santiago-- se manifestaron hoy con la plataforma 'Galiza non se vende', en la que se integraron 57 colectivos y asociaciones, por las calles de la capital gallega para protestar contra las políticas sociales y ambientales de la Xunta y reclamar el "derecho a una tierra viva y una vida digna".

    A la convocatoria acudieron desde asociaciones en defensa del medio ambiente hasta colectivos independentistas o agrupaciones locales que se oponen a infraestructuras proyectadas por el Gobierno gallego. La marcha, que salió pasadas las 12.30 horas de la Alameda compostelana, recorrió varias calles de la zona nueva y del casco antiguo de la ciudad hasta acabar en la Praza da Quintana, donde varios representantes de diferentes agrupaciones leyeron un manifiesto.

    En él, denunciaron las "políticas sordas y mudas" del Gobierno gallego ante las "crisis económica, ambiental y energética" y manifestaron su "más enérgica protesta" ante el panorama que deja el bipartito PSdeG-BNG tras los tres años y medio al frente de la Xunta.

    A la manifestación se incorporaron, entre otras, asociaciones como Amigos da Terra, la Federación Ecoloxista Galega, Verdegaia, la Plataforma Cidadá "Cultura si, mausoleo non", la Plataforma Contra a Variante Interior de Noia, el Comité Cidadán de Emerxencia para a Ría de Ferrol o Burla Negra.

    MANIFIESTO

    En el documento conjunto recriminaron que, bajo una apariencia "supuestamente progresista", las políticas sociales y ambientales "son continuación" de las implantadas por gobiernos anteriores. "Usan el gasto público para alimentar este obsoleto e injusto modelo económico y social", afirmó uno de los representantes durante la lectura del manifiesto.

    Asimismo, censuraron el "olvido interesado de los más necesitados" en la actual situación de crisis a los responsables políticos y señalaron que existe una "falta de verdaderas políticas sociales". Arremetieron también contra lo que calificaron de "marbellización" de la costa gallega y el planeamiento urbanístico.

    En concreto, fueron objeto de crítica el Plan Acuícola, que "devasta zonas de la costa en beneficio de multinacionales"; los proyectos de construcción de puertos deportivos; el plan de minería, que constituye un "triste modelo de expoliación del territorio"; y el decreto eólico, pues "no tiene en cuenta áreas de alto valor" ecológico y patrimonial y "regala" los montes gallegos a las empresas eléctricas.

    "CANTINELA" DE CREACIÓN DE EMPLEO

    Todas estas iniciativas, prosiguieron, están "camufladas bajo la cantinela de la creación de puestos de trabajo" y aseguraron que no se tienen en cuenta los que "se destruyen" en actividades como la pesca y el marisqueo artesanal y la agricultura.

    Los manifestantes denunciaron también la contaminación de los ríos o la implantación de "industrias nocivas y peligrosas, como Reganosa, Sogama o Ence-Elnosa" y rechazaron el traslado de la planta de celulosa a As Pontes. En cuanto al transporte, recriminaron al bipartito que "abandone el transporte público" y se preguntaron "¿quién les pidió el AVE? ¿Vamos a trabajar a Madrid todos los días? ¿Para qué lo queremos?".

    "La tierra no nos pertenece, nosotros pertenecemos a la tierra y, por eso, no la podemos vender", concluyó la declaración pública, tras la que los congregados en la Quintana volvieron a gritar el lema de la manifestación: "Goberne quen goberne, Galiza non se vende --gobierne quien gobierne, Galicia no se vende".

    BLOQUE SOCIALISTA POPULAR

    En la marcha, en la que se escucharon lemas contra los tres grupos políticos con representación en el Parlamento gallego, tuvo cabida también la sátira y un grupo de personas, con pancartas de un supuesto 'Bloque Socialista Popular', corearon a modo de parodia consignas como "ninguna ría sin piscifactoría", "embalses para todos y para todas", "menos cultura y más infraestructuras" y "contra Fraga vivíamos mejor".

    Además, algunos de los manifestantes tomaron los lemas de campaña elegidos por los grupos políticos y los parodiaron con carteles en los que se podía leer "el presidente de nadie y contra todos" --en referencia a los mensajes del candidato del PSdeG que rezan "El presidente de todos. Contra nadie"-- y con gritos de "yo no soy Anxo Quintana" --en referencia al vídeo del aspirante del BNG en el que se proclama 'Eu son Anxo Quintana'--.