13 de diciembre de 2019
  • Jueves, 12 de Diciembre
  • 12 de noviembre de 2019

    Más de 310.000 votos quedaron sin escaño en Galicia, casi un 60% ligados a la derecha

    El bloque de izquierdas supera al de derechas en apoyos en Galicia y son más las fuerzas que logran representación pese a la mayor fragmentación

    Más de 310.000 votos quedaron sin escaño en Galicia, casi un 60% ligados a la derecha
    Los gallegos acuden a votar a las elecciones generales el 10 de noviembre de 2019 - EUROPA PRESS

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Un total de 310.691 votos en las cuatro provincias gallegas quedaron sin representación en el Congreso tras la cita con las urnas del pasado domingo. El mayor número de papeletas sin escaño se acumula en partidos del espectro ideológico de derechas (un 57,4% --178.469--), mientras que el 42,5% restante (132.222) se corresponde con apoyos a formaciones del ámbito de la izquierda.

    Los datos analizados por Europa Press reflejan que, aunque el mayor impacto en lo que respecta a votos sin escaño se ubica en la derecha y centro derecha (fundamentalmente Vox y Ciudadanos, con un residual Converxencia 21 en Lugo), en las provincias interiores los sufragios ligados a la izquierda (En Común Unidas Podemos, BNG, Más País, Pacma, Recortes Cero, PCOE, PUM+J, PCTG y Escanos en Branco) que no obtienen representación superan a los de derechas.

    De este modo, en Lugo el bloque de izquierdas suma 31.020 papeletas sin escaño frente a 20.247 de la derecha; mientras que en Ourense los votos sin representación en el ámbito de izquierda ascienden a 25.093 frente a 19.156 del centro derecha.

    En A Coruña y Pontevedra, con las urbes más pobladas en su territorio, el efecto es el contrario: en la provincia coruñesa 77.836 votos sin escaño se sitúan en el bloque de la derecha, frente a 20.419 de la izquierda; y en la pontevedresa, 61.230 sufragios sin representación están ligados a partidos de derechas, frente a 55.690 vinculados a la izquierda.

    BLOQUE DE CENTRO DERECHA

    El bloque de centro derecha que aglutina en Galicia los votos sin escaño lo componen Vox y Cs, aunque Converxencia 21, que se autodefine como de centro reformista y liberal, logra 64 votos en Lugo.

    Con Vox en ascenso (sube casi tres puntos en relación a abril, hasta los 114.834 votos, quinta fuerza en Galicia) y pese al 'batacazo' de Cs, que cae casi siete puntos (hasta quedarse con 63.571 papeletas) y se coloca detrás del partido de Santiago Abascal en la tabla autonómica de resultados, ambas fuerzas rozan los casi 180.000 votos sin escaño.

    En esta coyuntura, a las puertas de unas elecciones autonómicas y pese a defender la tesis de que los resultados "no son extrapolables", no es de extrañar que el PP gallego, con Alberto Núñez Feijóo al frente, haya reforzado el que fue su principal mensaje en la campaña: el "divide y vencerás" beneficia a la izquierda y apoyar a Vox es "más BNG".

    Fuentes del PP gallego consultadas por Europa Press han reconocido que seguirán trabajando y "harán pedagogía" para que los ciudadanos que simpatizan con el centro derecha sean conscientes de los riesgos de dividir el voto. Conseguir que cale este mensaje sería fundamental para mantener la opción de preservar la mayoría absoluta en un escenario político marcado por la fragmentación.

    CLAVES EN LA DERECHA: CANDIDATOS Y ESTRUCTURA TERRITORIAL

    Pero hay varias incertidumbres más sobre la mesa tanto en el PPdeG como en Vox y en Cs, que previsiblemente influirán en los resultados. ¿Cómo se presentarían, de hacerlo, el partido de Abascal y la formación naranja a las autonómicas? ¿Cómo harían la campaña en la comunidad?

    Y es que, aunque es innegable el ascenso del partido de Abascal en poco tiempo, es cierto que Galicia es una de las comunidades en las que no logra escaños y carece de una estructura territorial de la que tendría que dotarse en poco tiempo. La siguiente pregunta que queda sobre la mesa es quién sería el candidato.

    Un interrogante que se extiende a Ciudadanos, un partido que, aunque con varias crisis y bajas, sí había logrado avances en la implantación en Galicia. Pero ahora, tras el 'batacazo' del pasado domingo en toda España, se queda en una situación de debilidad. Tendrá que empezar por resolver sus problemas internos y renovar su liderazgo en el plano estatal tras la dimisión de Albert Rivera.

    Mientras, el PPdeG tampoco tiene aún confirmación 'oficial' de candidato, pero internamente se confía, como principal baza, en que Feijóo concurra por cuarta vez. Y es que la alternativa a la mayoría absoluta para que el PPdeG pueda mantener el Gobierno gallego pasa por que entre un socio del centro derecha en el Parlamento, lo que, paradójicamente, podría dificultar también la fragmentación.

    BLOQUE DE IZQUIERDAS

    Al tiempo, del total de 132.222 votos a formaciones del ámbito de la izquierda que no consiguieron representación en la Cámara baja, el mayor número se corresponde con los apoyos que el BNG tuvo en las provincias de Lugo, Ourense y Pontevedra y que ascienden a 61.832.

    Con todo, los nacionalistas vuelven al Congreso gracias a los 57.765 apoyos que Néstor Rego tuvo por A Coruña y que se traducen en un escaño. Este logro da fuerza al mensaje nacionalista, con Ana Pontón como portavoz principal, de cara a las futuras autonómicas.

    Con todo, el BNG ha chocado sucesivamente en las últimas elecciones con un techo. La ruptura de Amio dejó tocada a la formación en 2012, mientras que se fortaleció una alternativa rupturista de "unidad popular" inicialmente encabezada por Xosé Manuel Beiras, que ha ido transformándose y también dividiéndose en los últimos tiempos.

    De este modo, en los últimos comicios no obtuvieron acta los 29.683 sufragios que En Común Unidas Podemos (candidatura de Podemos e IU) en las circunscripciones de Lugo y Ourense. A ellos se suma el total de 22.474 registrados por el partido de Íñigo Errejón Más País.

    Pese al retroceso evidente de En Común, lo cierto es que ha preservado los dos escaños de las provincias litorales y un importante porcentaje de voto concentrado, sobre todo, en el ámbito urbano (donde están implantadas con más fuerza las mareas locales).

    INCÓGNITAS A LA IZQUIERDA

    La principal incógnita con la vista en las próximas autonómicas es si se podrá recomponer una candidatura de unidad popular después de que Luís Villares, líder de En Marea, abandonase con sus diputados afines el grupo en el Pazo do Hórreo en el que permanecen IU, Podemos y Anova. Anova se quedó al margen de estas generales, igual que en abril, aunque sus otros dos compañeros de grupo sí se presentaron juntos.

    Quien optó por un paso distinto al de abril fue En Marea, que no se presentó el domingo. Está por ver qué hará ante las autonómicas y cuál será el papel de Villares. Otra formación del espectro galleguista que no concurrió fue Compromiso por Galicia, que directamente pidió el voto para el BNG ocupando algún puesto simbólico en sus candidaturas.

    El bloque de izquierdas en Galicia (que supera en su conjunto en apoyos al de derechas) lo lidera el PSdeG de Gonzalo Caballero, que, pese a bajar y quedar como segunda fuerza, se mantiene en un porcentaje de apoyos superior al 30%, muy pegado al del PPdeG.

    Caballero ve factible romper la mayoría absoluta del PP gallego y, si esto ocurre, da por hecho que liderará un gobierno que representaría a "una mayoría progresista". El pasado domingo, si del bloque de derechas solo el PP obtuvo representantes en las Cortes, del bloque de izquierdas lo logran PSdeG, Unidas Podemos y BNG, aunque registrando una mayor fragmentación.

    PARTIDOS CON MENOS DEL 1% DEL VOTO

    Al margen, hasta seis candidaturas vinculadas a la izquierda quedaron por debajo del 1% del porcentaje de voto y muy lejos de obtener escaño. Cuatro concurrieron por todas las provincias gallegas: Pacma, que tuvo un total de 10.916 votos en Galicia (0,73%); Recortes Cero, que registró 2.087 votos (0,14%); Por un mundo más justo, 1.505 apoyos (0,10%); así como Partido Comunista de los Trabajadores (PCTG), con 1.200 votos (0,08%).

    El Partido Comunista Obrero Español (PCOE), que se presentó en A Coruña y Lugo, logró 1.844 votos (0,13%); y Escanos en Branco obtuvo 681 papeletas (0,05%) en Pontevedra.

    Para leer más