15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 19 de mayo de 2014

    Los siete ediles procesados, recibidos con gritos de "corruptos"

    Los concejales han llegado en actitud "tranquila" y acompañados de familiares, así como del alcalde y la teniente de alcalde

    Los siete ediles procesados, recibidos con gritos de "corruptos"
    EUROPA PRESS

       SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

       Los siete ediles de Santiago de Compostela procesados por aprobar en junta de gobierno pagar la defensa al concejal Adrián Varela, imputado en la 'Operación Pokémon', han llegado a primera hora de este lunes a los juzgados de Fontiñas para sentarse en el banquillo de los acusados.

       A su llegada, han sido recibidos con gritos de "corruptos" y se han vivido momentos de tensión entre las personas que habían acudido a increparlos y un grupo de familiares que estaban allí para mostrar su apoyo.

       El primero en llegar a los juzgados fue el concejal de Vías y Obras de Santiago, Juan de la Fuente, que aseguró, en breves declaraciones a los medios, estar "tranquilo" y "confiando en la justicia". Posteriormente llegó al edificio de Fontiñas el concejal de Seguridad Ciudadana, Luis García Bello, acompañado por un grupo de amigos y familiares que protagonizaron un momento de tensión con las personas allí congregadas que increpaban al edil a gritos de "chupones" y "corruptos".

       Por separado también han llegado al edificio judicial María Castelao, concejala de Educación; Amelia González, responsable de Personal, y Francisco Noya, edil de Fiestas. Todos fueron recibidos a gritos de "corruptos".

       Entre una gran presencia policial y acompañados de simpatizantes, poco antes de las 10.00 horas llegaron a los juzgados el regidor de Santiago, Ángel Currás, y la teniente de alcalde, Reyes Leis. Aunque no quisieron hacer declaraciones a la entrada del edificio, el regidor ya había manifestado en anteriores días su intención de acudir este lunes a Fontiñas para prestar su apoyo a los ediles imputados, algo que ha hecho también la edil Leis --no procesada en la causa--.

       Las últimas en acceder al juzgado han sido la concejala de Hacienda, Cecilia Sierra, y la portavoz municipal, María Pardo, que han llegado juntas para sentarse en el banquillo de los acusados del Juzgado de lo Penal número 1 de Santiago. A su entrada, con actitud relajada, María Pardo ha respondido a preguntas de los medios indicando, brevemente, que se encontraba "tranquila no, cabreada".

    AFLUENCIA DE MEDIOS

       Los siete ediles procesados --Amelia González, Juan de la Fuente, Cecilia Sierra, María Pardo, María Castelao, Francisco Noya y Luis Bello-- comparecerán ante el titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Santiago en calidad de imputados por prevaricación. Aunque en un principio el juicio iba a celebrarse en otra sala, de menor tamaño, el juzgado decidió trasladarla a la sala de vistas número 5 de Santiago, la de mayor tamaño, por la afluencia de medios que solicitaron asistir al juicio.

       Además de los siete procesados, este lunes están citados un testigo por parte del fiscal y seis testigos que aporta la defensa. El juicio ha comenzado a las 10,45 horas.

    CONCENTRACIONES EN LA PUERTA

       En la puerta de los juzgados se han concentrado desde primera hora de este lunes miembros del BNG local y de la Candidatura do Povo, que han portado pancartas en las que se pedían la "dimisión de los corruptos" en el Ayuntamiento de Santiago y la "disolución" del gobierno local.

       Los integrantes del BNG iban vestidos con elementos de limpieza para "limpiar" la "corrupción" del consistorio, mientras que entre los manifestantes de la Candidatura do Povo varias personas habían acudido disfrazadas de Pikachu --en referencia a la implicación de algunos de los concejales en la 'Operación Pokémon'--.

       A la entrada de cada uno de los miembros del gobierno local se han producido escenas de tensión entre los gritos de "corruptos" y "dimisión" de los concentrados y los aplausos de familiares y amigos que habían acudido a apoyar a los procesados. Una amplia presencia policial ha impedido a los manifestantes, que han perseguido a los ediles, acercarse a las puertas de los juzgados.

       En declaraciones a los medios, la diputada del BNG Ana Pontón ha exigido "limpieza" en la política, al tiempo que ha denunciado "la situación totalmente vergonzosa e indecente" del consistorio compostelano.

    RESPONSABILIDADES

       Asimismo, ha recordado, en esta situación, "no sólo tiene responsabilidades el PP de Santiago", sino que, "en última instancia", el "máximo responsable" es el presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, que "dijo en sede parlamentaria que si estos imputados llegaban a ser procesados, dimitirían". "Pero sabemos cuanto vale la palabra del señor Feijóo", ha apuntado Pontón.

       Por su parte, los integrantes de la Candidatura do Povo, también concentrados ante los juzgados, han expresado su deseo de mostrar su "indignación" por la situación que vive el Ayuntamiento de Santiago a causa de "los políticos corruptos que están machacando" a los ciudadanos. En este sentido, han apostado por "señalar a los culpables" para exigir "responsabilidades".