29 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

La nueva estación intermodal de Vigo contará con una entrada superior a modo de "periscopio" que permitirá ver la ría

Caballero considera que la propuesta es "excepcional" y asegura que la estructura tendrá tres entradas

VIGO, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La nueva estación intermodal de Vigo contará con una entrada superior, a través de la plaza que se ubicará en el techo del edificio, y que funcionará a modo de "periscopio" para permitir divisar las vistas de la Ría a las personas que se encuentren en la zona de las vías, ubicada a 15 metros bajo cota.

El encargado del diseño del proyecto, Tom Mayne, y el alcalde de Vigo, Abel Caballero, comparecieron hoy en rueda de prensa tras una reunión en el Ayuntamiento donde que el equipo de arquitectos expuso al regidor una primera aproximación del proyecto que, según destacó Caballero, podría estar cerrado definitivamente en unos dos meses, una vez que se hayan concretado "un par de cuestiones" que quedan por decidir. Será entonces cuando se difundan imágenes de la actuación.

Mayne puntualizó que el proyecto todavía está en una fase "muy inicial", aunque esbozó las principales líneas de la actuación que ha concebido para Vigo con el objetivo de abrir esta zona "a la ciudad" de forma que la estación del AVE sea la "puerta de entrada" a la urbe.

Así, explicó que la plaza superior que se realizará en la zona de Vía Norte, y que será el techo del edificio que albergará la estación, se ubicará en una cota ligeramente inferior a la citada calle, liberándola de obstáculos que impidan ver el paisaje marítimo. Esta plaza, que será "seis veces la de San Marcos" de Venecia, tendrá un espacio central abierto con un espejo que funcione a modo de "periscopio".

De esta forma, además de permitirse la ventilación y la entrada de luz al interior del inmueble, se logrará que las personas que se bajen del tren y miren hacia arriba puedan gozar de las mismas vistas a la ría que quienes se encuentran en la parte superior, gracias a la colocación de un espejo de 30 por 10 metros.

OTRAS ACTUACIONES

La plaza superior también ha sido ideada como lugar de relaciones sociales en la ciudad, por lo que Tom Mayne explicó que en ella se ubicará una zona de para la convivencia y una pantalla con un anfiteatro al aire libre. Además, el borde la plaza será curvo y dará lugar a un mirador, que estará a una altura más baja que la plaza, y, a su vez, que Vía Norte.

Tanto el desnivel entre Vía Norte y la plaza como el existente entre la plaza y el mirador -que irá provisto de una barandilla- será aprovechado para ubicar zonas de grada así como establecimientos hosteleros. Además, esta fachada no tendrá solamente entrada a pie, sino que habrá una para vehículos.

En cuanto al edificio, en su parte más baja, a 15 metros bajo cota, estarán las vías del tren de alta velocidad, en el piso superior se ubicará el aparcamiento y, en la siguiente planta, habrá una zona comercial. Sobre esta última irá el techo, a modo de plaza construida en piedra.

La fachada principal de la estación será la actual entrada. En esta zona se prevé elevar en altura la plaza que actualmente existe para darle una imagen "más formal", precisó el arquitecto americano.

Además de los dos frentes arquitectónicos conformados por el techo y la portada del edificio, el alcalde vigués precisó que habrá una tercera entrada a la estación, a través del "pasillo verde" que se creará en la zona donde se ubican actualmente las vías del tren, y por el que se podrá entrar a pie.

OBRA "EXCEPCIONAL"

Tras la reunión mantenida con el equipo de trabajo, en la que también participaron las arquitectas Olga Guitián, de la empresa Riofisa, y Begoña Díaz-Urgorri, del estudio de Tom Mayne en España, Caballero destacó la propuesta presentada como una obra "excepcional" y destacó la "sensibilidad" con la que se ha "encajado" la estación en la ciudad, se ha respetado el paisaje. Asimismo, consideró que la actuación hará que la ciudad olívica "dé la vuelta al mundo" y esté presente en los foros de discusión en arquitectura.

Por su parte, Mayne explicó que el proyecto permanece en su fase de "estudios urbanos" y que habrá que esperar "no menos de dos meses" para poder difundir los planos. Según destacó, este estadio inicial "es el momento de explorar todas las oportunidades", al tiempo que aseguró que esta visita, la segunda que hace a Vigo, ha servido para salir "con ideas más claras".