7 de julio de 2020
6 de junio de 2020

La pandemia del covid-19, un escollo que hace "más difícil" el voto rogado de los emigrantes: "estamos confinados"

La pandemia del covid-19, un escollo que hace "más difícil" el voto rogado de los emigrantes: "estamos confinados"
Urnas, elecciones, votos - EUROPA PRESS - ARCHIVO

El Ministerio de Exteriores reconoce que las "medidas restrictivas de cada país" pueden afectar al servicio de correos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

La principal petición de la colectividad emigrante gallega es acabar con el voto rogado para aquellos electores incluidos en el censo de residentes ausentes (CERA), que tienen derecho a participar en citas electorales en España como los comicios autonómicos que se celebrarán el próximo 12 de julio. Si esta reclamación era insistente ya antes, ahora se torna casi un clamor, puesto que supone una "dificultad" añadida al ejercicio democrático en un momento en el que los países que más electores aportan sufren las consecuencias del covid-19 y tienen recomendaciones de confinamiento.

Un total de 2.697.315 gallegos están llamados a las urnas el próximo 12 de julio, de los cuales 2.234.152 residen en la Comunidad y 463.163 en el extranjero. De estos, el país que más aporta sigue siendo Argentina (165.762); seguida de Brasil (43.158), Cuba (41.772); Uruguay (36.666); Suiza (33.440); Venezuela (28.898); Estados Unidos (19.959); y México (12.549).

El delegado de la Xunta para Argentina y Uruguay, Alejandro López Dobarro, se refiere a las dificultades que hay para desplazarse y, en concreto, como en Argentina está "muy restringidos" los movimientos. Para realizar desplazamientos por trabajo, son necesarios los permisos y para acudir al supermercado, en Buenos Aires hay restricciones en función de tu documento de identidad --los pares un día y los impares otro--.

En esta coyuntura, "el sistema del voto es muy complicado". Así, ha avisado de que personas que solicitaron el voto por correo para el pasado 5 de abril (cita que se canceló por el coronavirus), recibieron recientemente la primera carta.

El delegado de la Xunta ha señalado que el sistema de correos está saturado y hay "cierta demora en entrega de documentación". Así, ha apuntado que el Gobierno argentino está pagando una ayuda de ingreso mínimo familiar que se puede cobrar, como una de las maneras, a través del servicio postal --que atienden a aquellas personas que no trabajan con entidades bancarias--, por lo que se han formado colas muy largas al estar "desbordado".

En este sentido, ha indicado que el cobro de esta ayuda a finales de mes puede coincidir con el periodo para entregar la documentación, aunque confía en que no suponga un nuevo escollo para ejercer el derecho a voto. En todo caso, ha augurado un descenso en un proceso que coincide en "pleno invierno".

López Dobarro ha indicado que la solución al voto de los emigrantes tiene que ser "macro", con una manera "más simplificada" de realizar el proceso electoral, apoyándose en "sistemas telemáticos". "Si el sistema fuese diferente, los medios se pueden arbitrar", ha concluido.

ELIMINAR EL VOTO ROGADO

La situación de Uruguay dista de las circunstancias argentinas y la pandemia, a punto de que el cono sur entre en el invierno, está más controlada. Las autoridades siguen pidiendo a la población que se quede en sus casas, por lo que, como explica la miembro del Consejo General de la Ciudadanía Española (CGCEE) por Uruguay, Beatriz Goldán, "habrá mucha gente que no pueda trasladarse por seguridad" a la oficina de correos".

"Y a su vez, no debemos olvidar que no hay vuelos intercontinentales, que hay españoles varados, que no se hace nada por ellos para retornar. Si se pudiese votar en urna y no hubiera que rogar el voto, sería un avance", ha manifestado, en declaraciones a Europa Press.

"El proceso de tener que salir de su casa, rogar el voto y luego volver a correos, va a hacer que la participación sea muy baja", ha dicho, al tiempo que ha indicado que todavía no saben cómo estarán en el momento de depositar los sufragios en correos. "Ojalá sigamos como estamos y con los números que estamos, pero vamos para el invierno y hay mucha gente mayor que tendría que desplazarse", ha expuesto.

En Uruguay el confinamiento no es obligatorio, aunque desde el 13 de marzo se restringieron las clases y universidades, se cerraron gimnasios y complejos deportivos, se hizo teletrabajo y se instó a la población a quedarse en su casa y usar mascarillas". "La población acató bien las medidas", ha explicado Goldán.

Para la representante por Uruguay, que ha destacado que en el Hogar Español se hicieron análisis a todos sus miembros y ninguno de ellos dio positivo, es "importantísimo" que pueda acudir a votar "cualquier familiar" en nombre de los electores, con todo los "documentos españoles y autorización".

RECHAZO A LAS SUSPICACIAS

"No es lógico que se tengan que trasladar a depositar el voto en urna o a correos y que tengan que salir de casa. Esto va a dificultar el voto", ha manifestado. Frente a las "suspicacias, que siempre van a existir", se ha preguntado que quién garantiza que esa persona que va a votar presencialmente "no lleve 'armado' --preparado-- el voto de casa".

"¿Quién garantiza que a esa persona no le han puesto ese voto? El riesgo es el mismo", ha dicho, para pedir que la petición es que se pueda "votar en urna" de forma generalizada. Pero la reclamación principal, ha dicho, es eliminar el voto rogado.

"No conseguimos votar", ha advertido, desde Brasil, Amanda Barrio a Europa Press. "Cuando no tenemos pandemia, ya es difícil, ahora mucho más", ha explicado la representante por Brasil en el Consejo General de la Emigración. "Te ponen tantas pegas, que al final es muy difícil", ha aseverado.

"NO ME LLEGÓ EL VOTO EN 2016"

Es más, ha asegurado que en 2016 no pudo votar porque "no llegó a tiempo" el sobre para poder hacerlo. "La gente no lo llevará ahora, porque estamos hablando de que no salgan de casa; esta vez va a ser el peor dato de la historia", ha augurado la miembro del CRE y CGCEE, que ha lamentado la situación de su país con el "virus corona" y el "presidente, que no está colaborando y es el primero que sale a la calle sin mascarilla".

De hecho, ha explicado que la situación en Brasil se ha convertido en una "pelea política" y que, por ejemplo, no hay "multas por estar en la calle", solo recomendaciones que la gente no cumple de forma generalizada, mientras que hay políticos que trata el coronavirus como un "constipado" (como así lo dijo el presidente del país).

"No va a haber mucho voto. El sistema rogado ya es un lío, encima ni llegará. El correo está tardando más de lo normal", ha señalado la representante brasileña, quien ha advertido de que los emigrantes de origen gallego "se están enfadando porque les quitan su derecho a votar".

PLAZOS DEL VOTO CERA

Por su parte, fuentes del Ministerio de Exteriores han indicado, en una respuesta dada a Europa Press, han reconocido que las "medidas restrictivas de cada país, pueden afectar directamente al servicio de correos local", que es competencia del estado soberano en el que está el emigrante, aunque "el servicio de valijas del ministerio siga funcionando".

Al respecto, estas mismas fuentes han asegurado que "se están estudiando cuáles son estas medidas" de restricción y "qué problemas plantean y cómo pueden afectar para tratar de buscar soluciones que se ajusten a la problemática de cada país". "Nuestros consulados y embajadas están trabajando en este sentido, planteando la mejor manera de que los ciudadanos puedan ejercer su voto", ha asegurado el Ministerio.

Precisamente, en días pasados la junta electoral acordó ampliar hasta el día 16 de junio el plazo de solicitud a la oficina del censo electoral del voto de los electores residentes de forma permanente en el extranjero (CERA).

Concretamente, el plazo del envío por correo a los consulados del voto de los electores del CERA se ha ampliado hasta el sábado 11 de julio y hasta las 20.00 horas del domingo 12 en el caso del depósito del voto en urna en los consulados.