15 de agosto de 2020
13 de julio de 2020

La Policía Local de Vigo cierra el acceso a una playa de las Illas Cíes ante la gran afluencia registrada

La Policía Local de Vigo cierra el acceso a una playa de las Illas Cíes ante la gran afluencia registrada
Illas Cíes - EUROPA PRESS - ARCHIVO

VIGO, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Vigo ha cerrado temporalmente el acceso a la playa de Nuestra Señora de las Illas Cíes para evitar que se superase el aforo debido a la gran afluencia registrada, que dificultaba el mantenimiento de la distancia de seguridad.

Fuentes policiales han precisado que este sábado entre las 11,45 horas y las 13,30 horas los agentes vigilaron el acceso a la playa de Nuestra Señora en las Illas Cíes. Así, comprobaron que los visitantes acudían a la misma de modo descontrolado, lo que dificultaba garantizar el mantenimiento de la distancia interpersonal y que no se superase el límite de personas permitido.

Ante la inminente subida de la marea, que reduciría la amplitud del arenal, los agentes colaboraron con Protección Civil para impedir el acceso al mismo. Posteriormente, a las 13,30 horas se permitió de nuevo la entrada al disponerse de más espacio libre en la playa, a la que en ese momento se desplazaba un menor número de personas.

Asimismo, entre las 18,30 y las 20,50 horas, los policías realizaron labores de control en la playa de Rodas, donde se produjo una gran aglomeración de personas que se disponían a embarcar para regresar a la ciudad.

Ante las grandes colas registradas, que dificultaban mantener la distancia de seguridad, los agentes solicitaron a las personas que no portaban mascarilla que la utilizasen. Además, la avería de uno de los barcos provocó nuevas aglomeraciones, lo que causó que los agentes tuviesen que controlar el mantenimiento del orden.

Los policías también fueron requeridos para atender a un joven que se encontraba mal y que se hallaba en el interior de un restaurante de las islas. Así, este hombre explicó que resultaba probable que su estado se debiese a una bajada del nivel de glucosa, por lo que había comenzado a tomar un refresco para estabilizarse.

Los policías dieron aviso de su situación a los profesionales sanitarios que esperaban para embarcar en la zona de Rodas. De este modo, estos lo evaluaron y comprobaron que su estado no era grave, por lo que lo acompañaron al barco al que también se dirigían.

Para leer más