18 de marzo de 2019
21 de septiembre de 2014

El rector de Vigo pide adecuar la legislación laboral para retener a los investigadores

Cree que la reclamación de nuevas titulaciones debe estar condicionada a la situación económica de cada universidad

El rector de Vigo pide adecuar la legislación laboral para retener a los investigadores
EUROPA PRESS

   VIGO, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El rector de la Universidade de Vigo, Salustiano Mato, ha abogado por que se implementen "medidas especiales" para proteger a los investigadores en su ámbito laboral, ya que "no todos los funcionarios son iguales", y los actuales recortes salariales y las decisiones como la tasa de reposición, incrementan el riesgo de que "se pierda toda una generación" de científicos.

   Así lo ha señalado Mato, en una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha proclamado la necesidad de adoptar decisiones "urgentes" que permitan "retener el talento" en las universidades.

   Según el rector de Vigo, los investigadores "deben seguir un camino diferente en la función pública", y ha avanzado que su intención es recabar el apoyo de la Xunta, para "convencer" al Ministerio de Educación y buscar fórmulas "que permitan dar un espacio atractivo y un colchón de seguridad" a estos trabajadores.

   En esa línea, ha apuntado que se debería "adecuar la legislación laboral", "jugar con diferentes tipologías de contratos", y limitar las situaciones de interinidad para que, de alguna manera, los científicos tengan un estatus diferente, ya que "no todos los funcionarios son iguales", ni el valor de sus servicios a la sociedad es el mismo.

   Salustiano Mato ha vuelto a criticar la polémica tasa de reposición, como una medida de ahorro "cómoda para ajustar números, pero cobarde". A su juicio, "es poco inteligente" mantener ese rasero para todas las universidades públicas, cuando lo lógico sería que se permita a las instituciones "saneadas" que sí puedan seguir contratando, creando empleo y creciendo.

FINANCIACIÓN

   Con respecto a la financiación pública de las universidades gallegas, Mato ha reconocido que el actual plan, aunque con recursos limitados,  ha permitido "mantener un mínimo", frente a otras comunidades que "no han tenido plan de financiación, o lo han tenido y no se ha cumplido". "Estamos en situación menos mala que otras comunidades", ha admitido.

   No obstante, el rector vigués ha reclamado que el nuevo plan 2016-2020 sea "más ambicioso", y que mantenga el cambio de paradigma con un variable en función de los resultados de las universidades. "Si la Xunta nos puede dar más recursos, que se traduzcan en mejores resultados", ha añadido, al tiempo que ha recalcado que la Universidad de Vigo "ha hecho los deberes" y ha mantenido su "solvencia".

   Por otra parte, con respecto a las becas, Salustiano Mato ha recordado que las ayudas públicas concedidas, incluso los programas de becas de las propias universidades, se han revelado "insuficientes" ante la actual situación económica. Sin embargo, ha precisado que la institución viguesa no tiene constancia de que ninguno de sus alumnos haya tenido que dejar sus estudios por motivos económicos, e incluso ha mejorado su tasa de impagos.

ARMONIZACIÓN DE MODELOS

   En lo que respecta a la relación entre las universidades de Galicia, el rector de Vigo ha subrayado que "siempre fue buena, y ahora es mejor que en otros momentos", y ha destacado que el principal reto de las tres instituciones es "armonizar sus modelos".

   Salustiano Mato ha elogiado la labor de las tres universidades, enfrascadas en un proceso de mejora de su eficiencia, que debe encaminarse hacia la creación del Consorcio Interuniversitario Galego. Paralelamente a ese trabajo, ha abogado por seguir dando pasos de cara a la especialización de los campus, y "entonces será cuando tenga sentido reclamar nuevas titulaciones que no existan en la oferta actual".

   Para el rector de Vigo, "cada uno deberá proponer nuevas titulaciones siempre que tenga recursos para afrontarlas, que estén en sintonía con lo que Galicia necesite, y que sean títulos ligados a la especialización de cada campus". Además, ha puntualizado que "todo esto tiene que convivir con títulos de alta demanda social, que no pueden desaparecer".

UNIVERSIDADES "IMPARCIALES"

   Salustiano Mato se ha referido también a los cambios en la sociedad, propiciados por las nuevas formas de comunicar a través de la tecnología, y al repunte de nuevos modelos de organización social. A su juicio, las mareas ciudadanas, las asambleas y otros movimientos son la forma en la que la sociedad "cataliza" el descontento por la crisis y por la falta de sensibilidad de los gobernantes.

   En opinión del rector, frente a estos fenómenos, las universidades deben mantenerse como instituciones "imparciales", "con autonomía" y sin estar ligadas "a ningún tipo de ideología"; aunque ha apuntado que muchas de las nuevas formas de proceder de estos grupos, con un modelo asambleario y participativo, son "muy parecidas" al propio funcionamiento de las universidades.

   Sin embargo, Salustiano Mato ha incidido en que estos cambios deben ser "bien digeridos", y ha advertido del peligro de "pasarse de frenada" y provocar la destrucción de las instituciones. "Las instituciones deben existir, sino el sistema sería demasiado caótico", ha apostillado.