25 de septiembre de 2020
17 de octubre de 2009

La regidora de Silleda cree que la moción "saldrá adelante" y dice que dejará el consistorio con "buena" salud económica

Paula Fernández asegura que Javier Presas pidió el finiquito el 30 de septiembre alegando una "dedicación exclusiva" en el gobierno

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Silleda (Pontevedra), Paula Fernández, está convencida de que la moción de censura negociada por dos ex concejales del PSOE y cinco que pertenecían a las filas del PPdeG "saldrá adelante" en el pleno extraordinario del próximo lunes y asegura que, antes de marcharse, se ha encargado de dejar las arcas municipales "con buena disposición económica".

En declaraciones a Europa Press, Fernández dice que ya "no" tiene "esperanza" en que los ediles cesen en su intención de gobernar el consistorio, algo que no pensaba el pasado domingo cuando pedía al presidente del PP, Mariano Rajoy, que mediara para paralizar la moción y reconocía que no lo daba todo por "perdido".

La regida exige a los concejales propulsores de la moción que "reflexionen" sobre lo que están haciendo y suplica a la candidata a la alcaldía, Ofelia Rei, que sea "consciente" y que "analice" la "encerrona" en la que la "están metiendo". "La van a convertir en el blanco de todas las iras", sentenció.

Además, la todavía alcaldesa de Silleda lamenta que los seis concejales que apoyan la moción de censura ya se estén repartiendo las competencias, a pesar de no haberse celebrado todavía el pleno en el que se debatirá el cambio de gobierno en la localidad.

Precisamente, Paula Fernández desvela a Europa Press que el edil Javier Presas, ex concejal del PP, abandonó su puesto de trabajo y pidió el finiquito el pasado 30 de septiembre argumentando que "le habían asegurado la dedicación exclusiva en el ayuntamiento".

"INTERESES PERSONALES"

Fernández está segura de que los motivos de la moción de censura están relacionados con "intereses" y "vendetas" personales porque "ya es la quinta vez que amenazaban". En este sentido, el PSdeG tiene "serias sospechas" de que la intención de negociar la moción de censura planea "desde el inicio".

La regidora ve que esta "estrategia" no les "va a salir gratis" a los siete concejales y prevé que tendrán que "pagar" por lo que "están haciendo". Una actitud que para Fernández es "deleznable".

APOYO DEL PSdeG

Por su parte, el secretario xeral de PSdeG de la provincia de Pontevedra, Modesto Pose, que acompañó a la alcaldesa durante la rueda de prensa, se mostró convencido de que el presidente de la Diputación, Rafael Louzán, si sigue como presidente del PPdeG en la provincia, "va a faltar al compromiso" establecido en el Parlamento de Galicia el pasado miércoles por el que los tránsfugas no podrán ir a las próximas listas a las elecciones municipales.

En el análisis político de la comarca del Deza ante la comisión ejecutiva provincial, Pose indicó que se observa un "crecimiento en el número de votos", que cifró en un 30 por ciento por encima de la media provincial y que, a juicio del socialista, "demuestra el buen trabajo del PSdeG en la comarca".