22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • 25 de julio de 2010

    Los Reyes inician los actos de la Ofrenda al Apóstol con el pase de revista a las tropas por parte de Don Juan Carlos

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Los actos de la Ofrenda Nacional al Apóstol Santiago han arrancado este domingo con la llegada de los Reyes de España a la Praza do Obradoiro, donde fueron recibidos por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y por el ministro de Fomento, José Blanco, entre otros, y Don Juan Carlos ha pasado revista a las tropas.

    Las autoridades han tomado posición en la plaza compostelana, mientras que las tropas y la banda de música formó filas y entonó el Himno de España para recibir a los Reyes, que llegaron poco después de las 10.15 horas.

    Los monarcas saludaron en primer lugar al presidente de la Xunta, al ministro de Fomento, que acude en representación del Gobierno central, y a la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, y después pasaron revista a la compañía, acompañados por el jefe de la Fuerza Logística Operativa, Juan Enrique Aparicio.

    En medio de un amplio cordón de seguridad, en torno a 2.000 personas pudieron seguir estos actos desde la Praza do Obradoiro, donde fue acotada una pequeña zona para que devotos y curiosos que no pudieron acceder a la Catedral pudiesen ver el arranque de los actos de la Ofrenda Nacional al Apóstol.

    Posteriormente, y tras saludar a la comitiva civil, formada por los gobiernos autonómico y local y los máximos representantes en Galicia de la Guardia Civil y la Policía Nacional, la comitiva civil y la eclesiástica entró en procesión en la Catedral para asistir a la eucaristía, en la que el Rey realizará la Ofrenda Nacional al Apóstol.

    LA REINA AYUDA AL REY

    En procesión, los Reyes accedieron a la Catedral, como es tradicional, por el lado derecho de las escaleras de la fachada principal del templo. Sutilmente, la Reina, que lleva mantilla negra, ayudaba con su mano derecha al Rey, vestido con chaqué, a subir los varios escalones que hay hasta la cima y cogía cariñosamente al monarca por su brazo izquierdo.

    En medio del sonido de las campanas que se entremezclaba con el himno al Apóstol, por detrás de los monarcas accedieron a la Catedral el resto de la comitiva civil, conformada, entre otros, por el presidente de la Xunta y el ministro de Fomento, quienes tuvieron la oportunidad de departir en varios momentos del acto.

    También asisten, entre otras autoridades también el delegado del Gobierno en Galicia, Antón Louro; el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo; miembros del Gobierno gallego como el conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda; el de Medio Rural, Samuel Juárez; o la de Traballo, Beatriz Mato; y el ex presidente de la Xunta Xerardo Fernández Albor.

    APOYO DE LA CORONA

    En 2004, coincidiendo con la celebración del Año Santo Compostelano, fue la última vez que los Reyes de España estuvieron el 25 de julio en la capital gallega para realizar en la Catedral la Ofrenda Nacional al Apóstol.

    En esa ocasión, como ya lo había hecho también en el Año Santo de 1999, fue el propio Rey quien había pedido al Santo por todos los españoles y su invocación fue respondida por el arzobispo compostelano, Julián Barrio.

    Al año siguiente, el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo; en 2006 el entonces presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño; en 2007 la entonces presidenta del Parlamento, Dolores Villarino; y en 2008, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, fueron los encargados de ejercer como delegados regios desde entonces.

    La Ofrenda Nacional al Apóstol Santiago es una ceremonia que fue instituida en 1643 por Felipe IV y a lo largo de los años se mantuvo la tradición de que reyes, jefes de Estado o personalidades con las más altas responsabilidades invocaran al Patrón de las Españas los beneficios divinos para las tareas humanas.

    FINALIZADA LA LITURGIA

    Una vez finalizada la liturgia, en la que participan monseñor Julián Barrio y 14 obispos más como Carlos Amigo y Antonio María Rouco Varela, se pondrá en funcionamiento el botafumeiro, para a continuación concluir con la bendición del arzobispo, con lo que dará lugar el tradicional abrazo al Apóstol Santiago del monarca.

    Concluida toda la ceremonia eclesiástica, la comitiva civil se trasladará, junto a los monarcas, al Pazo de Raxoi, donde se ofrecerá una recepción con unos vinos y después Don Juan Carlos y Doña Sofía abandonarán la capital gallega, a la cual llegaron ayer sábado por la tarde para poder contemplar, como miles de personas, el espectáculo de luz y sonido que acompaña a los tradicionales fuegos artificiales.

    Para leer más