16 de julio de 2019
  • Lunes, 15 de Julio
  • 11 de marzo de 2010

    La Ría de Vigo acoge un ejercicio anticontaminación para mejorar el seguimiento y la predicción de deriva de vertidos

    VIGO, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

    La Ría de Vigo acoge durante los días de hoy y mañana un ejercicio anticontaminación en el que participa Galicia junto a socios franceses y portugueses y que tiene como objetivo mejorar la capacidad de seguimiento y predicción de la deriva de vertidos accidentales.

    Según explicó la jefa de la Unidad de Documentación e Apoio Científico del Intecmar (Instituto Tecnolóxico para o Control de Medio Mariño), Garbiñe Ayensa, la iniciativa forma parte del proyecto europeo Drifter --que coordina el Centro Tecnolóxico do Mar (Cetmar)--.

    En estos ejercicios participarán técnicos tanto de Intecmar y Cetmar (ambos centros dependientes de la Consellería do Mar) como de MeteoGalicia, Universidade de Vigo, el Instituto Superior Técnico de Lisboa y el CEDRE francés, auxiliados por agentes del Servicio de Gardacostas de Galicia.

    Así, los socios galos serán los encargados de lanzar al mar el colorante --que en caso de vertidos incoloros se utiliza para teñir las sustancias-- y la Universidade de Vigo, junto a un centro de investigación de Estonia, procederán a usar una tecnología denominada LIDAR y que sirve para seguir la fluorescencia en el mar.

    Por su parte, Intecmar pondrá a disposición un total de 9 boyas de deriva ya testadas, así como otras 3 nuevas. Estos dispositivos servirán para seguir las manchas y conocer su posición en tiempo real.

    Además, Garbiñe Ayensa destacó que todo este ejercicio "no sería posible" sin el Servicio de Gardacostas, que participa con el helicóptero 'Pesca 1', desde el que se fotografían las distintas manchas, y también pone a disposición embarcaciones como el 'Irmáns García Nodal' con sus dos auxiliares que permiten a los técnicos trabajar "a ras de agua"; el 'Valentín Paz Andrade' y el 'Serra do Barbanza'. Finalmente, explicó que también habrá observadores de Sasemar y Repsol.

    PREDICCIÓN COMPLICADA

    Una vez realizado el trabajo de campo, los datos que se consigan extraer servirán para mejorar en la validación de los métodos de predicción y seguimiento de la deriva de manchas en los que trabajan MeteoGalicia y el Instituto de Lisboa, explicó Ayensa.

    Añadió que, en líneas generales, es "complicado" predecir la deriva de un vertido --dependiendo del tipo de mancha y de las condiciones del mar-- aunque se ha avanzado "muchísimo" en los últimos años. En ese sentido, destacó que una buena predicción facilita mucho el trabo a la hora de combatir la contaminación.

    Finalmente, explicó que el proyecto, en cuyo trabajo de campo de hoy participarán 16 técnicos, lleva en desarrollo un año y medio y concluiría el próximo octubre.