22 de agosto de 2019
15 de abril de 2009

Rojo defiende flexibilizar las incompatibilidades para que la Cámara "no sea reducto de profesionales de la política"

Destaca la "mano tendida" de Feijóo a la oposición para alcanzar "consensos" e invita a PSdeG y BNG a ser "responsables" y "recogerla"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Parlamento autonómico, Pilar Rojo, explicó hoy que su apuesta por flexibilizar el régimen de incompatibilidades de los diputados se fundamenta en "evitar que la Cámara sea un reducto de profesionales de la política que quieran seguir a toda costa porque no tienen profesiones a las que volver o porque les sea muy difícil" reintegrarse en ellas.

En una entrevista en la Televisión de Galicia, recogida por Europa Press, Rojo reflexionó consideró que los diputados "lo pueden tener muy difícil" si abandonan su profesión por completo y, posteriormente, pretenden retomar su actividad. Así, abogó por una "flexibilidad" en la que "no se menoscabe" el ejercicio de la profesión o la responsabilidad como parlamentario.

Este asunto está incluido en el Reglamento del Parlamento, cuya reforma es uno de los objetivos que se fijó Rojo para esta legislatura, puesto que "hay muchas cosas que pueden mejorar". En este punto, puso el ejemplo de la diputada 'popular' Amparo González que no pudo ejercer, en la pasada legislatura, su derecho en una votación, debido a que acababa de dar a luz. "Nos tiene que llevar a reflexión, no puede ser que sea tan difícil con tantas nuevas tecnologías", apostilló.

A este respecto, también se refirió a la propia dinámica de tramitación de iniciativas, ya que este proceso "puede llegar a ser muy largo", lo que impide que la dinámica parlamentaria sea "el reflejo" de lo que ocurre en la sociedad.

En lo que se refiere a su gestión en el Parlamento, propuso profundizar en "muchos servicios que no están utilizados", en concreto, espacios como la "biblioteca, que es la desconocida para la mayor parte de los ciudadanos".

DISCURSO DE FEIJÓO

Durante su intervención, Rojo evocó los calificativos de "fuerte, serio y austero", pronunciados por Alberto Núñez Feijóo, para describir el futuro Gobierno de la Xunta, del que rechazó dar pistas sobre los nombres que lo integrarán. "Lo que creo es que será muy profesional, él siempre busca a los mejores para cada puesto", aseguró.

Del mismo modo, la segunda autoridad de Galicia subrayó la voluntad de "consenso" expresada por Feijóo durante su discurso en la primera sesión de investidura, celebrada ayer, y destacó que "todos" aspiran a que sea la legislatura del diálogo y acuerdo. En este sentido, opinó que, en la actual crisis económica, "es un buen momento para dar ejemplo, intentar llegar a acuerdos y arrimar el hombro".

"Creo que los gallegos están viendo lo que son capaces de hacer los políticos en los momentos difíciles, y creo que en este momento sería bueno intentarlo. Desde mi posición y mis posibilidades, trataré de que esto sea así", garantizó.

Al respecto de las críticas de la oposición al discurso del futuro jefe del Ejecutivo, Rojo las enmarcó en un "momento determinado", pero entendió que "a veces las críticas tienen que ser coherentes", tras lo que defendió "ayer se escucharon propuestas, muchas de ellas muy concretas", en contra de lo que opinaron los grupos socialista y nacionalista.

"Espero que después de estos días de debate de investidura sean también responsables e intenten que esa mano tendida del futuro presidente a la oposición pueda ser recogida por todos ellos", expresó.

ESTATUTO

También al respecto de la reforma del Estatuto confió en que pueda alcanzarse un consenso entre los grupos. En este sentido, recordó que "hay mucho avanzando" y mostró su deseo de que "la VIII Legislatura sea la del nuevo Estatuto".

En este sentido, subrayó que hay "interés político" en llevarlo a cabo y, a colación, se refirió a la intención de Feijóo de realizar una "propuesta desde el Gobierno" autonómico para impulsar la reforma estatutaria.