21 de mayo de 2019
  • Lunes, 20 de Mayo
  • 19 de abril de 2008

    Santiago liderará un proyecto europeo del Plan Urbact para favorecer la integración a través de políticas de vivienda

    Bugallo aprovechará para mostrar el proyecto urbano de la ciudad, basado en una vivienda protegida "de calidad" e "integrada"

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Santiago de Compostela liderará un proyecto europeo del Plan Urbact para favorecer la integración a través de políticas de vivienda, tras ser escogida ayer por la Unión Europa entre más de 60 candidaturas.

    Así lo anunció hoy el alcalde de la capital gallega, José Sánchez Bugallo, quien destacó el "reconocimiento internacional" que supone esta selección por la posibilidad que ofrece de mostrar el proyecto urbano de la capital gallega, más allá de la valoración de su patrimonio histórico.

    En una rueda de prensa, a la que asistió acompañado de la concejal de Urbanismo, Mercedes Rosón, también celebró la puesta en valor de la política de gestión urbanística de Compostela, en la que se apostó "fuertemente" por una vivienda protegida de "alta calidad" e "integrada", con el objetivo de crear una ciudad "social y territorialmente equilibrada" mediante la combinación de vivienda social, protegida y libre en todos los barrios.

    "Lo que se pretende es la convivencia entre diferentes clases sociales, porque si no los barrios se convierten en guetos", explicó Bugallo, aunque aseguró que estas estrategias provocan "admiración y asombro" en el exterior. Así, afirmó sentirse "orgulloso" de que se reconozca "la potencia y la calidad del proyecto urbano de Santiago".

    En la misma línea, Mercedes Rosón indicó que los propios ciudadanos "no son tan conscientes" de la política urbanística compostelana, pero que esta gestión tiene "una importancia suma" que es "muy valorada" en el exterior. "Sin ir más lejos, ayer en León, arquitectos de toda España premiaron la política constructiva y arquitectónica de Santiago", proclamó.

    PROYECTO.

    En el proyecto europeo URBACT II, la propuesta de la red que lidera Compostela, denominado 'The Housing project. La vivienda: un factor para la inclusión social y urbana para la calidad de vida en las ciudades'; se centra en las políticas de vivienda en las ciudades y cómo a través de ellas se favorecen "la integración y la cohesión" en todos los niveles, tanto en el económico, como en el social y el urbano.

    Junto con las ciudades de Nantes (Francia), Hamburgo (Alemania), Medway (Reino Unido) y Siemianowice (Polonia); durante la primera fase del proyecto se formará un grupo de expertos que analizarán la situación local, que será comparada en los planos regional, nacional y europeo. Estos estudios tendrán lugar hasta noviembre y servirán para decidir las acciones concretas que se realizarán durante los próximos tres años, así como los 12 socios que participarán.

    De este modo, ya está confirmada la participación de Albacete, Rennes (Francia) y Viena (Austria); y entre las más de 20 solicitudes que llegaron al ayuntamiento compostelano se encuentran las inglesas de Gatehead y Newcastle, las griegas Sykies y Komotini, las italianas Perugia y Florencia; así como las españolas Álava, Toledo, Málaga y Dos Hermanas.

    Para el desarrollo de este programa, la UE aportará un presupuesto global de 75.000 euros para la primera fase, cantidad de la que Santiago recibió unos 20.000 euros en su condición de líder; y 710.000 euros para la segunda fase.

    OTRAS REDES.

    Además del proyecto de Santiago, otras 23 redes temáticas trabajarán en el estudio, análisis y realización de diversas propuestas que se centran en la promoción de la innovación y la economía del conocimiento y el planeamiento urbano en relación con el medio ambiente y la exclusión social.

    Por ejemplo, la ciudad inglesa de Belfast lidera un proyecto --'Open Cities'-- en el que participan Madrid, Sofía (Bulgaria), Dublín (Irlanda) y Viena (Austria), que tiene como objetivo fomentar ciudades abiertas que atraigan el capital humano; mientras que la red de Roma tiene como fin buscar estrategias para poblaciones avejentadas. Para ello, cuenta con Praga (República Checa), Varna (Bulgaria), Montijo (Portugal) y Tesalónica (Grecia).