8 de abril de 2020
29 de mayo de 2014

Siglobal reconoce que las obras de Inglaterra fueron "muy duras" pero niega que hubiera explotación laboral

VIGO, 29 May. (EUROPA PRESS) -

La empresa Sistemas de Ingeniería Global S.A., Siglobal, ha negado que sus empleados hayan estado sometidos a condiciones de explotación laboral o hayan trabajado sin medidas de seguridad adecuadas.

Así lo han trasladado a Europa Press fuentes cercanas a la compañía a raíz de las denuncias de varios extrabajadores, que este jueves han asegurado que, durante los más de tres meses que trabajaron en la construcción de un parque fotovoltaico en Inglaterra, tuvieron jornadas "irregulares y excesivas", se incumplieron medidas de seguridad, hubo falta de higiene y la comida era "insuficiente".

Siglobal ha reconocido que las obras "fueron muy duras" porque en Inglaterra "no paraba de llover" y el parque fotovoltaico se encontraba "en un lodazal", pero ha incidido en que "todo lo demás no es cierto" y, de hecho, aunque en esa obra contaron con unos 100 empleados, "es la primera noticia" que tienen sobre estos problemas.

En relación a la reclamación del extrabajador Fermín Durán acerca de que él y varios compañeros no han cobrado sus finiquitos, salarios y dietas, la empresa viguesa ha asegurado todos los trabajadores "han ido cobrando todo a medida que finalizaron en las obras" y ha señalado que sólo les resta pagar las primas de producción a unos 10 empleados y los finiquitos otros dos, entre ellos el propio Durán.

"El resto han cobrado todo", han asegurado las mismas fuentes, que han añadido que si todavía faltan estos pagos "no es porque no se haya querido pagar" sino porque al entrar el pasado mes de abril en concurso de acreedores no tienen liquidez. De todas formas, han adelantado que todos ellos "cobrarán en breves".

Durán también indicó este jueves que en Inglaterra había "malas condiciones" para dormir y que llegaron a tener hasta siete alojamientos en tres meses. Sin embargo, la empresa asegura que estas palabras "no se ajustan a la realidad" y que "se han pagado barbaridades en casas y hoteles" para estos empleados, que también tenían dietas para comprar su propia comida.

Para leer más