20 de agosto de 2019
  • Lunes, 19 de Agosto
  • 19 de mayo de 2018

    Boicot a las "reválidas" por "no servir para nada" y "discriminar" al alumnado

    Educación reduce a una "ayuda para mejorar el sistema" estas pruebas de diagnóstico, que comienzan este miércoles en 3º de Primaria

    Boicot a las "reválidas" por "no servir para nada" y "discriminar" al alumnado
    ISTOCK - ARCHIVO

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

    Los centros educativos acogerán a partir de la próxima semana las pruebas de diagnóstico, más conocidas como "reválidas". En concreto, serán todos los alumnos gallegos de 3º de Educación Primaria --en colegios públicos, privados y concertados-- los que participarán en estos exámenes los días 23 y 24 de mayo.

    Del mismo modo, los exámenes de 6º de Primaria y 4º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) están previstos para la semana siguiente, entre el martes 29 y el miércoles 30 de mayo, y solo afectarán a una muestra de 290 y 160 centros educativos, respectivamente.

    Este es el cuarto año de aplicación de estas pruebas celebradas al amparo de la Ley Orgánica 8/2013 de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y, como tal, es el cuarto curso que sindicatos y asociaciones de padres piden a las familias que no lleven a los niños a clase durante esos días para "boicotearlas" porque, según han manifestado, "no sirven para nada" y "discriminan" al alumnado.

    Según números de la Plataforma Galega en Defensa do Ensino Público (PGDEP) --que incluye a CIG-Ensino, Anpas Galegas y al BNG, entre otras entidades--, en el bloqueo convocado en mayo del curso anterior participaron más del 80 por ciento del alumnado, por lo que esperan que este año la respuesta a la llamada del sindicato sea también "mayoritaria".

    Sin embargo, fuentes de la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria definen estos exámenes como un "procedimiento ordinario" que "ayuda a que el sistema educativo mejore".

    Así, el portavoz en Santiago de la Federación de Anpas Galegas, Fernando Lacaci, ha mostrado su "absoluto desacuerdo" con las pruebas, puesto que, a su modo de ver, denotan una "desconfianza en la labor docente". Según ha explicado, los exámenes "no están previstos para evaluar el sistema" porque en ese caso, ha añadido, "podrían realizarse en cualquier curso".

    BOICOT "ROTUNDO"

    "No nos negamos a que evalúen el sistema, pero son unas pruebas pensadas, inicialmente, para echar del sistema al alumnado con dificultades", ha asegurado Lacaci, quien también ha reafirmado "rotundamente" la petición de boicot "no solo por lo que son las pruebas sino por lo que puedan ser".

    "Los padres no tenemos la menor intención de que se evalúe a nuestros hijos más allá de lo normal ni que se gaste dinero público en algo tan innecesario", ha sentenciado.

    El presidente de la Confederación Galega de Anpas de Centros Públicos (Confapa), Rogelio Carballo, ha subrayado que la Lomce dice "claramente" que "son necesarias de solventar para pasar de ciclo y tienen un peso determinante en la promoción", lo cual, para ellos, resulta "inadmisible".

    En este sentido, ha manifestado su apoyo al bloqueo de las "reválidas" pero ha añadido que "su esfuerzo no tiene que estar tanto en boicotear como en forzar y exigir un nuevo pacto educativo". No obstante, sí ha instado a los padres a que "tomen las pruebas con la mayor de las lasitudes".

    "DESPRESTIGIAR" LA EDUCACIÓN PÚBLICA

    Por su parte, el Sindicato de Traballadoras e Traballadores do Ensino de Galiza (STEG) también llama a las familias al boicot porque consideran que el procedimiento es "un intento de desprestigiar la enseñanza pública y el profesorado".

    "Se trata de una prueba concreta para evaluar a los alumnos, cuando se supone que quien tiene que evaluarlos es el profesorado que está con ellos todo el curso", ha expresado el secretario de organización de la central, Diego Pérez, quien, a renglón seguido, ha apuntado a las "contradicciones" de la Lomce, puesto que contempla la evaluación continua al tiempo que introduce los exámenes de diagnóstico.

    Y es que, a su modo de ver, las pruebas están "vacías de contenido" porque "quien es capaz de detectar las necesidades o posibles problemáticas del alumnado es el profesorado de apoyo", que, según ha asegurado, sufrió unos "recortes" que "arrasaron" con este personal.

    Por todo ello, STEG insiste en llamar al boicot y para ello han organizado a lo largo de estas semanas una serie de reuniones en centros para informar, principalmente a los padres, sobre las pruebas que comenzarán esta semana. "Hay dudas, sobre todo, porque la problemática de las familias es que no vaya el alumnado a clase en un día de trabajo", ha declarado Pérez.

    Así, ha planteado que, si bien el profesorado se enfrentaría a sanciones administrativas si no cumplen con el mandato de realizar los exámenes, cabría "la posibilidad" de "firmar una autorización" para que los estudiantes acudan a clase y no participen o que sus padres les digan "que no escriban nada". "En el momento en el que se les informa (a las familias) sobre las pruebas, la gran mayoría están en contra", ha sentenciado Pérez.

    "NO VALEN PARA NADA"

    Por su parte, la portavoz de UGT Paula Carreiro ha mostrado su "rechazo absoluto" a los exámenes porque "no entiende que haya que catalogar a los niños". "Realmente no valen para nada, ni como diagnóstico", porque, según ha proseguido, "luego no hay ninguna mejora para los centros".

    Sin embargo, ha descartado que UGT llame al bloqueo de las aulas el día de las pruebas. "No animamos al boicot porque creo que es algo que tienen que decidir las familias, pero hacemos movilizaciones y damos información desde las asociaciones que integramos la Plataforma en Defensa do Ensino Público de Galicia" --en la que también están presentes CC.OO. y Confapa--, ha sentenciado.

    Precisamente CC.OO., a través de su responsable de educación, José Manuel Fuentes, "no" se ha mostrado "en contra" de que se realicen unas evaluaciones diagnósticas. Sin embargo, sí ha manifestado su rechazo a las pruebas de 3º de primaria porque "se realiza a todo el alumnado con nombres y apellidos", lo cual "puede tener repercusión".

    "No hacemos una llamada a las familias porque no las representamos, pero apoyamos el boicot y animamos al bloqueo de estas pruebas", ha expresado.

    El presidente de la Asociación Nacional de Profesores Estatales (ANPE) en Galicia, Julio Díaz, ha explicado que ellos "no están opuestos" a un sistema de evaluaciones, "pero solo si son un diagnóstico". "No queremos que se utilice para hacer un ranking de centros ni para hacer diferencias sociales", ha advertido.

    En este sentido, la organización de docentes ha tachado de "innecesarias" las pruebas en 3º y 6º de Primaria porque estos niveles "ya disponen de evaluaciones internas" durante el curso, a lo que Díaz ha añadido que "no se oponen" a las que de 4º de ESO.

    "NO ESTÁN SIENDO REVÁLIDAS"

    El miembro del CSIF José Carlos Fernández se suma a las posiciones "en contra" de las pruebas y de la Lomce, si bien los exámenes que comenzarán la semana que viene "no están siendo reválidas", ha dicho, como precisamente plantea la normativa, "aunque es cierto que a la vuelta de la esquina pueden cambiar".

    Asimismo, Fernández ha declarado que su sindicato "no llama al boicot porque considera que "trasladar la responsabilidad a las familias y a los centros no es lo ideal". "Cuando hay una normativa, tenemos que buscar las herramientas legales para derogarla", ha sentenciado.

    En todo caso, el Pacto de Estado Social y Político por la Educación en el que confiaban varias de las asociaciones sindicales ha finalizado sin resultados el pasado lunes día 7 de mayo, después de que PP y Ciudadanos se quedasen solos en la subcomisión del Congreso.

    Diferentes sectores de la comunidad educativa atribuyeron a la "falta de voluntad" del Gobierno y a los "intereses electoralistas" de los grupos parlamentarios el fracaso de las negociaciones, lo que confirma nuevamente que tanto la Lomce como las "reválidas" seguirán en vigor.

    Para leer más