11 de noviembre de 2019
13 de enero de 2010

Sindicatos ven "imposible" que la Xunta pida un idioma extranjero a docentes en las oposiciones por la normativa vigente

Afirman que conocer una lengua foránea "tiene que ser un mérito pero no un requisito" y piden financiación y formación para los profesores

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

Sindicatos del ámbito educativo consideraron hoy "imposible" desde el punto de vista legislativo que la Xunta de Galicia plantee exigir a los docentes un idioma extranjero en las oposiciones porque no está recogido en el Real Decreto que regula el acceso a la función pública.

"Ninguna orden de la Xunta puede incluir la obligatoriedad de conocer una lengua extranjera", afirmó en declaraciones a Europa Press el representante de STEG, Xosé Cabido, en relación con la propuesta que hoy publica el diario 'El País'.

En esta línea, Cabido incidió en que ese requisito "es imposible" porque "sería recurrible la orden". En esta línea se manifestó el representante de ANPE, Julio Díaz, quien incidió en que el Gobierno gallego "no se puede saltar" el Real Decreto y recordó que "quedan dos convocatorias, una este año y otra el que viene", mientras que ya está publicado el nuevo modelo de oposiciones.

También el secretario nacional de CIG-Ensino, Anxo Louzao, criticó que se estudie el hecho de que haya que "demostrar" conocimientos de inglés para ser docente "después de eliminar la prueba de gallego para acceder a la función pública".

"No sólo estamos ante propuestas que lo que persiguen es la eliminación del gallego como lengua del sistema educativo, sino que son claramente ilegales, delirantes e improcedentes", sostuvo Louzao.

"ALGUIEN PERDIÓ LOS PAPELES"

En esta línea, el portavoz de CC.OO-Ensino, José Fuentes, consideró que el anuncio de la introducción del inglés como requisito "es una postura propagandística" para "distraer la atención del tema del gallego".

"Entendemos que no es viable que el Ejecutivo pueda introducir esa modificación. No es posible porque se rige por un Real Decreto que es competencia del Estado y se debe negociar allí", explicó.

Del mismo modo, el portavoz de FETE-UGT, Raúl Gómez, aclaró que "alguien está equivocado o permanece de la equivocación" ya que "lo que establece --dicho Real Decreto--" es que las Comunidades Autónomas pueden establecer una prueba "de la lengua vernácula", es decir, el gallego. "En idioma extranjero no hay ningún requisito".

MÉRITO SÍ, REQUISITO NO

No obstante, algunos sindicatos se mostraron a favor de que el conocimiento de una lengua extranjera se valore como "un mérito, pero no un requisito".

"Desde el punto de vista político-pedagógico el hecho de conocer una lengua extranjera tiene que ser un mérito más, pero no un requisito para impartir con calidad el currículo de su materia", expuso Xosé Cabido.

Con esta idea coincidió Julio Díaz de ANPE, quien recalcó que están a favor de que "hay que competir en Europa", pero puntualizó que se trata de una perspectiva a "largo plazo" de entre "ocho y diez años" vista. "Sí hay mucho profesorado formado que podría impartir clases en inglés o francés, pero hay que formar al alumnado", reivindicó.

Por su parte, el representante de STEG manifestó que "el porcentaje de los profesores formados --en idiomas-- con calidad es muy escasa o casi inexistente". "No se puede potenciar un idioma extranjero a costa del currículo y de la lengua que corre peligro de extinción --por el gallego--", criticó Cabido.

Con todo, tanto STEG como ANPE coincidieron en que esto funcionará con "financiación y formación en condiciones", pero incidieron en el hecho de que el alumnado que termine la enseñanza obligatoria tiene que dominar tanto la lengua española como la gallega.

ADAPTARSE AL NUEVO ESPACIO LABORAL

Por su parte, la Consellería de Educación e Ordenación Universitaria aclaró que cualquier modificación dependerá de "lo que quede definitivamente" en el contenido del nuevo decreto del idioma de la enseñanza.

En este sentido, apuntaron la posibilidad de que dicha norma obligue a realizar "determinados cambios en la prueba de magisterio" para "adaptar a los profesores al nuevo espacio laboral" y, del mismo modo, "tendrán que adaptarse las universidades o las carreras".

Finalmente y tras señalar que todavía se desconoce que medidas tomará el Gobierno autonómico, las mismas fuentes recordaron que ya se exige nivel intermedio de inglés en el caso del máster de profesorado --en sustitución del antiguo CAP--.