6 de marzo de 2021
16 de octubre de 2014

El temporal deja un reguero de casi 400 incidencias en Galicia y la PO-552 cortada en Oia por un hundimiento

El temporal deja un reguero de casi 400 incidencias en Galicia y la PO-552 cortada en Oia por un hundimiento
EUROPA PRESS

Provoca más de 90 inundaciones de calles, con Vigo como principal afectada, y la caída de decenas de árboles

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El temporal ha dejado un reguero de 379 incidencias registradas entre las 5,00 y las 18,00 horas de este jueves, con la provincia de Pontevedra como principal afectada tras alcanzar el nivel rojo de alerta durante esta tarde, y en donde permanece cortada la vía PO-552 a su paso por Oia, tras un hundimiento producido por fuertes lluvias.

Según informa el Gobierno gallego, 324 incidencias (el 85%) del total se corresponden con la provincia de Pontevedra, con grandes inundaciones en Vigo y diversos incidentes en la ciudad del Lérez, Moaña, Nigrán, Redondela, Mos, O Porriño y Cangas. Por su parte, en la provincia de Ourense ha habido 27 actuaciones; 15, en A Coruña; y 13, en Lugo.

Por tipologías, el mayor número de incidencias han estado relacionadas con inundaciones de calles (95), caídas de árboles (60), inundaciones en viviendas (42) y carreteras (31), entre otras.

Mientras los niveles de alerta en Galicia están descendiendo, quedando solamente en nivel naranja por lluvia la zona ourensana del Miño, para el viernes, 17 de octubre, se espera un temporal de viento de nivel naranja en la costa oeste de la provincia de A Coruña, con vientos fuerza 7-8 y olas de hasta seis metros.

Así, el temporal por lluvia ha producido un desprendimiento de tierra y rocas en el talud de la carretera PO-552, que conecta Vigo y Tui, y ha obligado a cortar un tramo de la vía entre Baiona y A Guarda, concretamente en entre los kilómetros 31 y 33.

Así lo han comunicado a Europa Press fuentes de la Policía Local de A Guarda y del Grupo de Emerxencias Supramunicipales (GES) de la zona, que han comunicado que por el desprendimiento se ha visto afectada una gasolinera. Además, se está habilitando un desvío para la circulación de vehículos por una carretera paralela.

Por su parte, la LU-125, entre Bretoña (LU-122) y Lindín (LU-124) continúa cerrado desde la noche del jueves por un deslizamiento de tierras en le punto kilométrico 9+000.

INCIDENCIAS EN COLEGIOS Y CARRETERAS

En lo tocante a centros educativos, fue necesario evacuar el CEP de Sequelo-Marín, en el Ayuntamiento de Marín, por el desborde del río que transcurre próximo a sus instalaciones.

Asimismo, fue necesario suspender las clases en las escuelas de educación infantil de Tremoedo (Vilanova de Arousa) y Samieira (Poio) debido a las inundaciones por fuertes precipitaciones. Asimismo, la Comisión Escolar de Alertas ha aconsejado a los centros educativos mantener un especial cuidado y seguir los partes meteorológicos durante todo el periodo en el que dure el fenómeno adverso.

Asimismo, las lluvias han producido inundaciones y levantamientos de alcantarillas en distintas carreteras de las localidades del sur de Pontevedra, entre ellas, A Guarda, Gondomar, Nigrán y Mos; y otros municipios como Moaña han registrado algunos desprendimientos, sin que llegase a haber peligro para las personas.

VIGO, INUNDADA

Vigo ha sido la principal localidad afectada por unas inundaciones provocadas por las intensas lluvias que se registran desde primera hora de la mañana de este jueves, que han generado colapsos de tráfico en varios puntos de la ciudad, así como problemas de suministro eléctrico que han obligado a paralizar la actividad en la factoría de PSA Peugeot Citroën.

Según han confirmado a Europa Press fuentes policiales, tanto la Policía Local como la Nacional, bomberos y Protección Civil han realizado más de un centenar de intervenciones en varios puntos de la ciudad por calles inundadas, red de alcantarillado desbordada y bajos anegados.

Además de la gran cantidad de agua que recorre los viales más próximos a Areal, Guixar o Colón, también se ha desbordado el río Lagares y se han inundado las proximidades de Balaídos y la factoría de PSA Peugeot Citroën. También se multiplican las arquetas de alcantarillado que han saltado por la presión del agua, árboles caídos y desplazamiento de contenedores.

Los bomberos tuvieron que rescatar a un conductor que se había quedado atrapado con su coche en la calle Julián Estévez. Asimismo, el desbordamiento de un sumidero provocó inundaciones en los bajos del colegio Vicente Risco, en el barrio de Teis, y los alumnos tuvieron que ser realojados en otras plantas.

Para leer más