27 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

1-M.- Touriño es "optimista" para las gallegas y descarta que el voto emigrante "vaya a alterar" el resultado electoral

Justifica la fecha elegida para garantizar "la operatividad" ante la crisis y anuncia que viajará a Suramérica "como candidato" en febrero

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, aseguró hoy que es "optimista" y está "esperanzado" para el proceso electoral gallego, que fijó para el 1 de marzo, y rechazó que el voto emigrante "vaya a alterar" el resultado de los comicios "en términos de escaños", como ya ocurrió en las anteriores autonómicas.

"Creo que Galicia no dará un paso atrás", proclamó, y reanudó su intervención diciendo que la comunidad "no retrocederá, sino que mirará al futuro y apostará porque el cambio continúe". Así, insistió en que pedirá apoyo a los gallegos para seguir "con el progreso y la modernización". "Optimismo aparte", concluyó.

En la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, el máximo mandatario gallego indicó que, entre los días 2 y 6 de enero, firmará el decreto de la Presidencia por el que se convocan oficialmente las elecciones y se disuelve el Parlamento, de modo que la campaña comenzará el día 13 de febrero.

Tras poner en valor el "cumplimiento" de su "compromiso" de no adelantar la cita electoral, tal y como se barajó este verano, justificó la elección de la fecha en la "necesidad" de "singularizar" las elecciones gallegas respecto a otros procesos como las europeas de junio.

Además, vinculó la decisión con su "principal prioridad", que pasa por hacer frente a la crisis "con la mayor eficacia". Así, tras la aprobación de los presupuestos durante la sesión plenaria de ayer, el jefe del Ejecutivo gallego ve "asegurada" la "máxima operatividad" de la política económica de la Xunta.

El último argumento que esgrimió fue el de evitar que la "incertidumbre" que genera el período preelectoral se prolongue "más de lo estrictamente necesario", con el fin de "despejar cuanto antes el horizonte político de Galicia para los próximos cuatro años" y de que la comunidad cuente con un "Gobierno renovado" y unas instituciones "a pleno rendimiento".

VOTO EMIGRANTE

En cuanto al Censo Electoral de los Residentes Ausentes (CERA), Touriño reconoció que los emigrantes concurrirán a las elecciones "en las condiciones previstas". Tras reflexionar sobre el "poco margen de maniobra" que resta para "modificar ningún tipo de situación", recordó que él mismo encabezó los "movimientos" para reformar el derecho de los emigrantes para ejercer el voto en urna.

"Creo que estas cuestiones sobre el derecho de voto en la diáspora deben ser mejoradas", defendió, pero refirió que es "necesario" un acuerdo del Congreso de los Diputados "con carácter transversal", puesto que se precisa modificar la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg) vigente en la actualidad.

No obstante, recordó que el voto de los residentes en el exterior "no alteró" el resultado de los votos de la Galicia territorial "en términos de escaños" en las pasadas autonómicas. Tras atribuir el argumento contrario a "cuentos" del presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, criticó su "capacidad de fabulación". "Por ser suave", apostilló, y advirtió de que "hay cosas que no se pueden decir en sede parlamentaria ni en otro sitio, porque a la verdad no se puede faltar".

"El voto emigrante no alteró el resultado de las elecciones en la Galicia interior", insistió el líder del Ejecutivo gallego, y vinculó que el PPdeG mantenga el argumento opuesto a que "esperaban" que sucediera.

VIAJES A SURAMÉRICA

Por último, anunció que viajará a Buenos Aires y Montevideo a principios de febrero como "candidato", para celebrar "sendos mítines", aunque respetando el código ético de buenas conductas aprobado por PSdeG y BNG. En virtud de éste, se comprometieron a no utilizar electoralmente actos institucionales ni elementos como inauguraciones y puestas en servicio durante el período electoral.

No obstante, garantizó que la Xunta "seguirá ejerciendo plenamente" sus responsabilidades institucionales y tomando "cuantas decisiones sean necesarias" en el ámbito de sus competencias durante el período preelectoral. "Porque Galicia no puede detenerse ni unas semanas. Es nuestra obligación y en ella empeño mi palabra", concluyó.