30 de noviembre de 2020
6 de junio de 2006

Vicepresidencia invita al Ayuntamiento de Santiago a mediar ante el problema de convivencia con una familia gitana

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Vicepresidencia de la Xunta invitó hoy al Ayuntamiento de Santiago a sumarse al trabajo que desarrolla, junto a la Consellería de Vivenda, para solucionar de forma integral el problema de convivencia que existe en una vivienda de la calle Touro debido a la presencia de una familia gitana que reside en el inmueble.

El departamento de Anxo Quintana recordó en un comunicado que lleva "tiempo" trabajando en este caso, que se remonta a hace dos décadas y, por ello, invitó al consistorio a sumarse a este trabajo conjunto para lograr una solución integral a un asunto que afecta a la convivencia de varias familias.

Para el departamento de Teresa Táboas, cualquier alternativa debe ser "una actuación conjunta de los tres departamentos", ya que se trata de una familia integrada por diversos menores y en la que una de las personas --la titular de la vivienda en régimen de alquiler-- está bajo tutela. "La respuesta en materia de vivienda debe ir acompañada de una respuesta de carácter social", señaló en un comunicado la consellería.

Vivenda indicó que el problema no se soluciona desahuciando a la familia, lo cual, en todo caso, debería ser una determinación de un juez. "Eso llevaría consigo un daño mayor provocado por el hecho de dejar a una familia en la calle y sin domicilio", aseveró el departamento.

Vivenda consideró que una salida de la familia gitana del edificio "debe ir en paralelo" a que se le ofrezca una alternativa de alojamiento por parte de los servicios sociales y del Ayuntamiento, ya que es preciso tener en cuenta "la específica situación y dificultades de integración social de esta familia".

El departamento de Táboas subrayó que se trata de una familia con problemas de diversa índole, con varios de sus miembros con problemas físicos o psíquicos, como recogen varios informes tanto de esta consellería como del departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Santiago. Además, uno de los miembros de la familia está bajo la tutela de la Fundación Galega para la Tutela de Adultos.