5 de agosto de 2020
20 de octubre de 2008

La Xunta advierte a los Franco que la ley "no prevé" indemnización por abrir el Pazo de Meirás y que no precede pedirla

Ánxela Bugallo resalta que la legislación establece "la obligación" de que los propietarios de monumento BIC lo abran al público

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La conselleira de Cultura de la Xunta, Ánxela Bugallo, frente a la pretensión de la familia Franco de percibir una indemnización por abrir al público cuatro días el Pazo de Meirás una vez que sea Bien de Interés Cultural, justificó hoy que en la legislación aplicable no se establece "ninguna compensación".

A preguntas de los periodistas en un acto hoy en Santiago de Compostela, tras conocerse que Carmen Franco, dueña del Pazo de Meirás, exige una indemnización, Ánxela Bugallo puntualizó que lo que establece la legislación --Lei de Patrimonio de Galicia-- es "la obligación a los propietarios de bienes declarados BIC de abrirlos al público --cuatro días al mes--, pero no ninguna compensación por ello".

En cualquier caso, la conselleira manifestó que es "conocido" el proceso por el que el dictador Francisco Franco y su familia se convirtieron en propietarios de este inmueble, sito en Sada (A Coruña), a partir de donaciones y, por ello, consideró "fuera de lugar" y que no procede pedir una indemnización una vez que sea BIC.

En concreto, el edificio y su finca fueron comprados a los herederos de la escritora Emilio Pardo Bazán por autoridades coruñesas, encabezadas por Pedro Barrié de la Maza y Alfonso Molina para, junto a otros terrenos próximos, regalárselo al dictador y entonces jefe de Estado, Francisco Franco, que lo aceptó en diciembre de 1938 y lo convirtió en su lugar de veraneo y el de su familia.

PROCESO AÚN ABIERTO

En relación con el proceso de declaración para el Pazo de Meirás, abierto el pasado 1 de agosto por su departamento, Ánxela Bugallo reconoció que está todavía en marcha y aseguró que "en el momento en el que esté la resolución firmada se dará cuenta públicamente de ella".

Los servicios de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural, departamento de la Consellería de Cultura de la Xunta de Galicia, tienen que estudiar las algo más de un centenar de alegaciones de afectados, entre ellas la formulada por los Franco, ante el proceso de declaración del Pazo de Meirás, sito en Sada (A Coruña), como BIC.

La Xunta de Galicia inició el pasado 1 de agosto el procedimiento para la declaración de BIC con categoría de 'Monumento' del Pazo de Meirás, propiedad de la familia Franco. Una vez estudiadas y contestadas todas las alegaciones recibidas, en un plazo que Cultura estima que dependerá de la "complejidad" de las mismas, y tras atender a unos informes de órganos consultivos, el proceso de declaración de BIC sigue con "la intención" expresada en su día de que esté concluido a finales de 2008.

La declaración de BIC, según Cultura, obligará a los propietarios del Pazo de Meirás a "cuidar y preservar el inmueble", así como a contar con la supervisión y aprobación de Patrimonio para realizar cualquier obra en el pazo y a abrir el recinto al público al menos cuatro días al mes.