26 de noviembre de 2020
4 de septiembre de 2019

Detenido en Baiona un 'percebeiro' furtivo, al que también atribuyen amenazas a los vigilantes

Detenido en Baiona un 'percebeiro' furtivo, al que también atribuyen amenazas a los vigilantes
Percebes requisados a un 'furtivo' que fue detenido en Baiona (Pontevedra) - GUARDIA CIVIL

El hombre tiene antecedentes por furtivismo y se le atribuyen también daños y amenazas a los vigilantes

VIGO, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil han detenido a un vecino de 43 años de edad, al que sorprendieron extrayendo percebe en Baiona de forma ilegal, y que cuenta con numerosos antecedentes por furtivismo en el sur de la provincia de Pontevedra.

Según han informado fuentes del Instituto Armado, el hombre fue arrestado en la mañana de este miércoles, en el marco de la denominada 'Operación Rasqueta', tras desplegarse un dispositivo de vigilancia sobre este varón (al que también atribuyen constantes enfrentamientos con los vigilantes de la Cofradía de Baiona).

Así, la pasada madrugada, la Guardia Civil sorprendió al sospechoso cuando estaba extrayendo percebes en la zona del rompeolas de Baiona y, cuando salió a la playa, fue detenido. El hombre es una persona conocida por tener esta actividad ilícita como su modo de vida.

Los agentes le intervinieron 13 kilos de este crustáceo, además de una linterna y una rasqueta. Asimismo, localizaron en tierra un vehículo, donde le esperaba un vecino de Baiona, y en el que transportaban otros 15 kilos de percebes, que también fueron requisados.

La Guardia Civil considera al 'percebeiro' furtivo responsable de un delito contra la protección de la flora y la fauna, por la "extracción continuada" de percebe en zonas vedadas, sin licencia y sin respetar las tallas mínimas, "ocasionando un grave perjuicio en las zonas de explotación".

AMENAZAS

Asimismo, también se le atribuyen varios delitos de amenazas a los vigilantes de la Cofradía, y daños a sus vehículos.

Por otra parte, el vecino de Baiona que le esperaba en un coche, y que le prestaba apoyo transportando los percebes, fue notificado de su condición de investigado como colaborador necesario en la comisión del primero de los delitos.

El detenido pasó a disposición del juzgado de instrucción de guardia de Vigo, que decretó su puesta en libertad, con la obligación de comparecer quincenalmente en sede judicial.