26 de febrero de 2021
23 de enero de 2021

El 45% de los animales exóticos atendidos por el Cofib en 2020 están catalogados como especie invasora

El 45% de los animales exóticos atendidos por el Cofib en 2020 están catalogados como especie invasora
Ejemplar de una tortuga de Florida. - CAIB

PALMA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los centros del Consorcio para Recuperación de Fauna de Baleares (Cofib) han atendido 253 ejemplares de animales exóticos durante el 2020, de los que un 45 por ciento, 114, han sido especies invasoras, la mayoría tortugas de Florida; seguidas de aves psitácidas, como los loros y las cacatúas; y conejos.

Según ha informado la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio este sábado en nota de prensa, una de las funciones de los centros de recuperación de fauna es la acogida, y ha sido en este sentido que han llegado algunos animales de los que las personas ya no se pueden hacer cargo por causas justificadas.

A estos centros, sin embargo, han llegado llegan animales que han sido decomisados, que se han escapado, encontrados con algún problema y que han necesitado asistencia.

Por islas, en Mallorca han entrado un total de 194 animales, 66 tortugas de Florida; 31 aves como loros, cacatúas, guacamayos y periquitos; 27 conejos, nueve aves de cetrería y en menor medida hurones, ninfas, pitones reales, saurios y dragones barbudos. Más de la mitad, 109, han sido encontrados y 51 de ellos abandonados.

Menorca, por su parte, ha registrado 51 entradas, de las que 40 corresponden a tortugas de Florida, seguidas de agapornis, patos, una tortuga de caja y un degú, los dos últimos abandonados. Además se ha registrado un híbrido de Anas platyrhynchos.

Los últimos años se ha elevado el número de avisos por presencia de patos híbridos en Menorca. Por eso el Cofib ha querido hacer un llamamiento para evitar la alimentación de estos tipos de animales con el fin de disminuir su presencia en zonas urbanas y litorales, así como posibles problemas sanitarios y genéticos que pueden traer a las poblaciones naturales.

En Ibiza, asimismo, han entrado ocho ejemplares, de los que cinco han sido especies de aves, entre las que ha habido una cacatúa y una cotorra; dos especies de reptiles, entre ellos un ejemplar de caimán que llegó muerto; y un conejo de indias que compareció en el medio natural. Ninguna de las especies ingresadas en Ibiza han sido catalogadas como invasoras.

Si bien, es necesario recordar, ha considerado la Conselleria, la incidencia de dos especies silvestres peninsulares de ofidios que sí están catalogadas como invasoras en las Pitiusas y que han colonizado la isla las últimas décadas.

Por último, desde el Cofib han hecho hincapié en la importancia de informarse de las necesidades, tanto legales como de mantenimiento, que tienen los animales exóticos antes de adquirirlos, puesto que su posible abandono o fuga accidental en el medio natural es perjudicial para las especies autóctonas.

Además, la mayoría de los animales que se liberan en la naturaleza son incapaces de adaptarse al nuevo medio que los rodea. Mientras que los que se logran adaptar a ellos son potencialmente peligrosos para los ecosistemas, como ha pasado los últimos años con las tortugas de Florida, los mapaches y otras especies.