26 de enero de 2020
  • Sábado, 25 de Enero
  • 18 de diciembre de 2009

    Antich gobernará en minoría al no utilizar el voto de Vicens y descarta elecciones anticipadas

    Anuncia que tratará de lograr acuerdos de Estado con el PP y señala que cada vez que vote Vicens, no lo hará un diputado socialista

    PALMA DE MALLORCA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del Govern, Francesc Antich, anunció hoy que gobernará en minoría en el Parlament, ya que prescindirá del voto del diputado del Grupo Mixto Bartomeu Vicens (ex UM), sobre el que pesa una condena de prisión de cuatro años y medio por malversación de caudales públicos y prevaricación.

    De esta forma, el presidente anunció que no rompe sus relaciones con el Bloc y UM, sino que en la Cámara autonómica no contarán nunca más con el voto del parlamentario del grupo mixto, por lo que cuando éste vote, no lo hará uno de los diputados socialistas, lo que deja al Govern en minoría en la Cámara al empatar en 29 votos con el PP y AIPF. "Gobernaremos al igual que si no estuviese Vicens", destacó.

    En rueda de prensa convocada en el Consolat de Mar, el presidente exigió asimismo a Bartomeu Vicens que deje su escaño "por dignidad", dado que sólo él puede hacerlo y con el reglamento actual del Parlamento balear no es posible expulsar a un diputado, excepto si cuenta con una condena penal firme, que en ese caso se le podría inhabilitar. De esta forma, Antich, que ya pidió en el pasado a Vicens que dejara su escaño, hoy volvió a solicitárselo de nuevo, con el fin de que la Cámara vuelva a "funcionar con dignidad".

    En este contexto, el presidente descartó presentar una cuestión de confianza o convocar elecciones anticipadas, ya que éste sería el "último recurso y ahora no es el momento de hacerlas" y, por otro lado, confirmó que propondrá al presidente del PP, José Ramon Bauzà, una reunión a fin de poder abordar posibles pactos de Estado y acuerdos en el futuro, dado que el voto de los populares se convierte en necesario ante la nueva realidad parlamentaria, en la que el Govern dejará de contar con el voto de Vicens para llevar adelante las iniciativas

    Antich hizo este anuncio hoy, después de que esta semana lograra aprobar los presupuestos autonómicos para 2010 con el voto del Vicens, un hecho que consideró necesario puesto que la ciudadanía necesita unas nuevas cuentas que permitan al Govern hacer inversiones, realizar gasto social y afrontar la crisis. "El objetivo del Govern es trabajar para la recuperación económica y regeneración política", remarcó, a la vez que dijo que se ha iniciado un camino de "no retorno".

    El presidente destacó que pese a que Bauzá no compareció en la reunión a la que le convocó hace unas semanas, le volverá a llamar para intentar alcanzar "acuerdos de Estado en aquellas materias en las que sea posible" y, sobre todo, en Leyes como la de Publicidad y Sector Público, que deberían "tener el apoyo de una gran parte del arco parlamentario". Además, añadió que "tampoco sería justo que los populares se beneficiaran de esta situación particular que hay en el Parlament".

    Así, dijo que si Vicens abandonara el escaño, "tal como le reclaman todas las fuerzas políticas", ocuparía su lugar otra persona de UM no imputada en ningún caso de corrupción y que respondería a la voluntad de "tirar adelante este Govern". "Nuestro deseo es que pasara esto, porque daría mucha más estabilidad al trabajo que se debe hacer en el Parlament y demostraría claramente que hay una mayoría de ciudadanos que dan apoyo a unas fuerzas políticas que son las que gobiernan en estos momentos", zanjó.

    "CASOS DE CORRUPCIÓN DE LA ANTERIOR LEGISLATURA"

    El presidente quiso dejar bien claro que todos los casos de corrupción que se están investigando sucedieron en la anterior legislatura, por lo que al actual Govern le están "afectando estas cuestiones" en un momento en el que está intentando adoptar medidas para que la ciudadanía lo deje de pasar "muy mal por cuestiones de crisis económica".

    De esta manera, tras ser preguntado sobre si interpretar que la manifestación del pasado sábado contra la corrupción en Palma era un mensaje de los ciudadanos para que se vayan los actuales políticos, Antich dijo que supone que la población "está cansada de las personas que no han gestionado el dinero así como tocaba y no con los otros".

    Por otra parte, Antich manifestó que no cree que la anterior crisis "se cerrase en falso", sino que, a su juicio, habrá una crisis política en las instituciones, cada vez que un dirigente "cruce lo que dice el código ético", pactado entre el PSIB, UM y Bloc, que establece que ningún imputado podrá ejercer a un cargo público, mientras que deberá dimitir todo aquel imputado sobre el que se hayan decretado medidas cautelares o se vaya a enfrentar a un juicio oral.

    "Con esta idea trabajaremos y querríamos que trabajara todo el acto parlamentario, porque esta situación afecta de forma importante a UM y a otros fuerzas políticas", sostuvo, a la vez que recalcó que los uemitas tienen la "voluntar clara" de cumplir el código ético con el portavoz y regidor de este partido en el Ayuntamiento de Palma, Miquel Nadal, a quien un juez le ha retirado el pasaporte y le ha prohibido salir de España por su implicación en el caso Maquillaje, lo que supone supone una medida cautelar "importante".