18 de agosto de 2019
  • Sábado, 17 de Agosto
  • 29 de noviembre de 2008

    Antoni Martorell: "Tener los informativos externalizados no impide que pueda hacerse un trabajo plural y de calidad"

    PALMA DE MALLORCA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El director general de la Radiotelevisión pública de Baleares, Antoni Martorell, afirmó hoy que el sistema de externalización de los servicios informativos de la cadena no impide que pueda hacerse un trabajo de "calidad, plural y riguroso", al tiempo que remarcó que los problemas financieros que arrastra IB3 requieren de una intervención mucho más urgente que un posible cambio en el modelo de gestión del Ente.

    En una entrevista concedida a Europa Press, Martorell afirmó que era "mucho más importante" potenciar el catalán en las emisiones de la cadena, que abrir el debate sobre si los trabajadores deben ser personal propio de IB3. "Hemos demostrado que tener los informativos externalizados no impide que pueda hacerse un buen trabajo y que (la externalización) no es sinónimo de manipulación", agregó.

    En su opinión, hay problemas "más importantes" para los ciudadanos que el que plantean los periodistas y técnicos de los informativos de IB3 Ràdio, quienes recientemente han convocado y desconvocado una huelga en varias ocasiones. Respecto a éstos, Martorell opinó que se trata de gente "muy joven a la que le falta un poco de memoria histórica para entender la importancia de que haya un medio de comunicación público, que está siendo un verdadero motor de la industria audiovisual y periodística de Baleares".

    En este contexto, Martorell consideró que si finalmente se lleva a cabo una huelga, los trabajadores estarán "perjudicando sus puestos de trabajo". "Hay gente muy combativa, incómoda con esta situación, y que tiene poco a perder con esta huelga", apostilló, insistiendo en que desde la dirección "se ha hecho todo lo que podía hacerse", firmado la subrogación en pro de la estabilidad de los trabajadores. No obstante, admitió que "hay una actitud muy beligerante y sólo cabe tener paciencia y comprensión".

    Además, aseveró que los trabajadores de informativos tienen unas condiciones laborales "mejores" que antes. Aun así, remarcó que está "a las órdenes del Parlament", y cuando la mayoría parlamentaria le ordene cambiar el modelo, "se cambiará". En este sentido, argumentó que "todas las televisiones tieneden a externalizar parte de los informativos, porque el sistema tiene muchas ventajas muy claras desde el punto de vista empresarial", añadió.

    IB3 es la cadena más vista en catalán, por encima del resto (TV3, 33, Canal 9, Punt 2, TM), pero hacerla en catalán "ha tenido un coste en las audiencias", admitió Martorell.

    Cada día más de 300.000 personas contactan con IB3. Los informativos (sobretodo la edición del mediodía), las retransmisiones deportivas y el serial 'Llàgrima de Sang' son los "tres éxitos de la cadena", subrayó. Respecto a su gestión al frente de la cadena, recalcó que ha habido tres cambios sustanciales en relación a la época anterior. "Es en catalán, es plural, y ya no es un instrumento político para atacar a nadie".

    EMISIONES ÍNTEGRAS EN CATALÁN

    En su opinión, había pendiente un elemento muy importante de promoción de la cultura y la lengua catalana. "Es indiscutible que la cuestión de la que estoy más orgulloso es de haber hecho la televisión en catalán", aseveró Martorell, admitiendo que ello ha tenido un coste en las audiencias. Sin embargo, a su modo de ver "no se entiende una televisión autonómica en Baleares si no es para promocionar la lengua".

    En este sentido, Martorell insistió en que la financiación de la cadena "es mucho más grave" y "más urgente de resolver" que la discusión sobre el modelo de gestión. IB3 acumula una deuda bancaria de 160 millones y adeuda a los proveedores 90 millones de euros. "Estamos en una situación dramática, que si no se soluciona desde el Govern, cada vez será peor". En un momento tan difícil "convendría que todo el mundo supiera cuáles son las prioridades", remarcó.

    "Estamos haciendo grandes esfuerzos para reducir costes, contener gasto y para realizar una gestión más eficiente, porque mi obligación es hacer televisión de calidad y los más barata posible", afirmó Martorell, remarcando que en la época anterior "nadie se ocupó de contener el gasto y ahora estamos pagando las consecuencias".

    "Si no se resuelve el tema de la financiación, ya no habrá discusión sobre el modelo, ni los trabajadores, porque se habrá acabado con la televisión", sentenció Martorell. Al hilo de lo anterior, Martorell señaló que los despidos que se producirán previsiblemente en la Radio y la Televisión es un tema de SBT y Salom, empresas subcontratadas para prestar un servicio, por lo que "sobre cuánta gente dispondrán para hacerlo, no corresponde a IB3 decidirlo", apostilló.

    "EL PP CREA CORTINAS DE HUMO"

    Sobre la moción presentada por el PP para que el Parlament elija a un director por consenso, Martorell subrayó que el PP "no puede quejarse en absoluto con el trato que recibe de esta casa". La presidenta del partido, Rosa Estaràs, ha venido a la televisión "cuántas veces ha querido"; lo que sucede es que el PP mantiene "el discurso fácil de criticar a IB3, cuando este partido tiene problemas mucho más graves que IB3 y tendrá otros todavía más graves", auguró Martorell.

    "Recomiendo al PP que mire hacia sí mismo, porque deberá afrontar problemas muy graves", subrayó, añadiendo que "hay comentarios del PP respecto a IB3 que son un insulto para el espectador", y que se producen, a su juicio, porque "el PP necesita en un momento tan duro como el actual crear falsas discusiones, crear cortinas de humo para distraer la atención con falsas acusaciones", agregó.

    "Ojalá la gestión del PP al frente de IB3 hubiera sido como la que estamos haciendo, porque hoy tendríamos una cadena menos castigada, más saneada y libre de estigmas del pasado", apostilló Martorell.