14 de agosto de 2020
3 de julio de 2020

Aprobado el Plan de Gestión Natura 2000 Serra Grossa (Ibiza) que abarca más de 1.000 hectáreas de superficie

IBIZA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consell de Govern ha aprobado este viernes el Plan de Gestión Natura 2000 Serra Grossa y, en consecuencia, su declaración como Zona Especial de Conservación (ZEC). Su superficie abarca 1.175,56 hectáreas en los términos municipales de Ibiza, Sant Josep y Sant Antoni.

Según ha informado la portavoz del Govern, Pilar Costa, en rueda de prensa, la ZEC Serra Grossa se localiza en el tercio sur de Ibiza, al norte del aeropuerto y al oeste de la ciudad de Ibiza. Se trata de una zona de montaña que engloba diferentes agrupaciones, como Sa Serra de Can Fita, Serra des Collet o Serra de ses Fontanelles, entre otras. Hay, además, varios torrentes y cursos de agua, entre los que destaca el Torrent d'en Capità que desemboca en el puerto de Ibiza.

Desde el punto de vista biológico, el ámbito del Plan de Gestión destaca por ser una de las zonas "menos alteradas" de la Isla, con un "mosaico vegetal muy rico de pinar o matorrales".

Se trata de una mezcla de vegetación arbórea, arbustiva, baja y abierta, en la que el 100 por cien de los hábitats naturales que la constituyen son considerados de interés comunitario, y uno de ellos, prioritario. El ZEC acoge también a un nutrido grupo de especies de fauna y flora de interés, algunas endémicas, como la ginesta o la lagartija de las Pitiusas.

Asimismo, destaca la presencia de otras especies singulares como el murciélago de herradura menor (Rhinolophus hipposideros), la gineta (Genetta genetta) o el sapo (Bufo balearicus), esta última prácticamente extinguida en Ibiza. Tienen relevancia ambiental algunas aves asociadas a los matorrales y los claros forestales como el alcaraván (Burhinus oedicnemus) o el chotacabras (Caprimulgus europaeus).

La aprobación del Plan de Gestión Natura 2000 Serra Grossa protege de forma efectiva uno de los lugares más singulares de Ibiza, con una normativa que regula los usos y las actividades y con unas medidas de gestión que favorecerán el estado de los hábitats y las especies de interés comunitario y también las especies singulares que habitan en ellos.

El Plan de Gestión incorpora el establecimiento de parcelas de muestreo y seguimiento del cambio climático para evaluar la existencia de efectos producidos por el mismo sobre los hábitats y las especies de interés comunitario.

Para leer más