13 de noviembre de 2019
5 de marzo de 2019

Armengol reivindica un REB conseguido "entre todos", que tendrá un impacto de 550 millones anuales

El fondo de insularidad no se perderá como las inversiones estatutarias y se acumulará si no se ejecuta a tiempo

Armengol reivindica un REB conseguido "entre todos", que tendrá un impacto de 550 millones anuales
PARLAMENT BALEAR

PALMA DE MALLORCA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha reivindicado durante su comparecencia voluntaria en el pleno del Parlament de este martes que el Régimen Especial para Baleares (REB) se ha conseguido "entre todos" y que su impacto será de unos 550 millones de euros anuales en inversión, medidas fiscales y mejora del transporte y, además, tal como ha remarcado, propiciará "la llegada de más de 1.600 millones de euros" en materia energética.

Durante su intervención, Armengol ha señalado que "la principal novedad" de este REB, y que "debe permitir este reequilibrio inversor" del Estado en Baleares, es el factor o fondo de insularidad. "Este mecanismo garantiza que cada año Baleares reciba fondos del Estado que compensarán el déficit inversor estatal como consecuencia de la insularidad", ha remarcado.

Sobre esto, ha dicho que "a diferencia" de lo que ocurría con las inversiones estatutarias, que se perdían si no se ejecutaban en el plazo indicado, "estos fondos tendrán una asignación presupuestaria anual con una partida concreta y serán reprogramables". Por lo tanto, ha asegurado que "si no se ejecutan a tiempo, no se perderán, sino que se acumularán sobre la aportación de los años siguientes".

Asimismo, este "fondo o factor" no supondrá una cantidad fija, "sino la diferencia entre la inversión del Estado en Baleares y, como mínimo, la media de inversión del Estado a las comunidades autónomas".

El Consejo de Ministros aprobó el viernes 22 de febrero el Decreto ley y el Anteproyecto de ley que modifica el REB y el jueves 28 de febrero el Congreso convalidó el Decreto Ley.

Armengol ha puesto en valor el acuerdo del REB porque se ha adoptado "en un contexto nada propicio" porque, por un lado, la negociación se ha visto condicionada por "la fuerte inestabilidad" en el ámbito estatal, en el que "un único Govern balear ha convivido con tres gobiernos diferentes en el Estado", con tres convocatorias de elecciones generales, una moción de censura y largos periodos de interinidad política que "han bloqueado mucho la capacidad de tomar decisiones".

Respecto al transporte, una de las principales medidas es el "blindaje el 75 por ciento del descuento de residente en transporte aéreo y marítimo". Otra de ellas es la bonificación de al menos, un 65% del coste del flete de transporte para la exportación de productos originarios de Baleares o la excepción de la regla de minimis.

Sobre esta última, Armengol ha dicho que "ya se han dado pasos ante la Unión Europea (UE) y se seguirán haciendo" porque en "los próximos días" está previsto que el Govern y el Gobierno de España vayan "juntos a Bruselas a defender este planteamiento".

En relación al eje fiscal, Armengol ha recordado que "el Congreso de Diputados que salga de las elecciones del 28 de abril deberá validar el Proyecto de ley para hacerlo efectivo el 1 de enero de 2020".

Según ha remarcado, "el actual Gobierno del Estado ha expresado su compromiso firme" y tiene "plena confianza en todos los partidos que ya han adelantado su apoyo" para que, cuando llegue al Congreso, "todo el mundo actúe con responsabilidad" y "el REB pueda quedar completado con la parte fiscal", que no se ha incluido en el decreto ley para dar "más seguridad jurídica" y que "no puedan ser eliminados".