21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • 24 de febrero de 2008

    En Baleares actúan redes de prostitución de Latinoamérica, Europa del Este y el África Subsahariana

    Alrededor de un 90 por ciento de las 2.500 mujeres dedicadas a esta actividad en Baleares son inmigrantes, principalmente brasileñas y colombianas

    PALMA DE MALLORCA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    En las Illes Baleares actúan en este momento varias redes de prostitución de Latinoamérica, Europa del Este y el África Subsahariana, mientras que la trata de blancas que proviene del Sudeste asiático, que es el otro gran foco emisor mundial, no tiene incidencia en la Comunidad Autónoma, en línea con el resto de España, donde tampoco se detectan casos.

    Así lo manifestó a Europa Press el coordinador del Congreso Virtual sobre la Prostitución que desarrolla la Universidad de las Illes Balears (UIB) a lo largo de este mes a través de internet, Jaume Perelló, quien consideró una "cifra prudente" la de alrededor de 2.500 mujeres actuando en las islas, en su gran mayoría extranjeras y provenientes de las áreas citadas.

    De esa cantidad, según las estimaciones del experto de la UIB, entre un 85 y un 90 por ciento de las mujeres "son inmigrantes", principalmente, brasileñas y colombianas, en las que destacan sus "características físicas y su carácter", según una tendencia que "ha provocado el cliente", ya que las redes de proxenetas "se adaptan rápidamente a la demanda", precisó.

    Concretamente, las redes de proxenetas que se mantienen actualmente activas en Baleares traen a las islas a mujeres, ya sea engañadas o forzadas, de países como Brasil, Colombia, República Dominicana, y, más recientemente, Paraguay, en el caso de Latinoamérica. De Rusia, Rumanía, Moldavia y las repúblicas ex yugoslavas, si son de Europa del Este. Y de Sierra Leona, Nigeria y otros países en guerra en el caso africano.

    En el caso de Palma, la distribución actual de las prostitutas supone que una mayoría de las de origen nigeriano opera en plena calle, debido a que las mafias que las controlan son "muy agresivas" y han "desplazado" a otras que ocupaban ese espacio anteriormente; aunque, en pequeña medida, también se pueden encontrar algunas de los países del Este de Europa en esta situación.

    Mucho más habitual es encontrarse a mujeres de esta procedencia en el interior de los clubes, donde también trabajan las de origen sudamericano --que llegan a trasladarse de un prostíbulo a otro en una misma jornada-- y, "raramente", alguna de nacionalidad española u otros países europeos, indicó Jaume Perelló, que consideró que este segmento 'no inmigrante' supone entre el 8 y el 10 por ciento del total.

    POCOS CONTACTOS SEXUALES

    Perelló resaltó que, en el caso de las prostitutas que se dedican al 'alterne' en clubes, en realidad, se dan "pocos contactos sexuales", ya que éstos suponen alrededor de la tercera parte de los seis clientes de media que atienden por noche, que, en su mayoría, se limitan a invitarlas a consumiciones --de las que se perciben un porcentaje-- y hablarles.

    A este respecto, el experto de la UIB señaló que "es fácil encontrarse casos de hombres cuya única intención --al recurrir a las prostitutas-- es desinhibirse con ellas, contándoles su vida y sus problemas, porque no tienen ningún tipo de compromiso con ellas. Y se van cuando se sienten bien", sin que esperen una respuesta, consejo o reacción por parte de sus oyentes, precisó.

    Cabe señalar que, en verano la cantidad de prostitutas que actúan en Baleares "crece" a causa del inicio de la temporada turística alta, que, entre otros efectos, conlleva una mayor demanda de este tipo de prestaciones, aunque no es posible establecer en qué medida.