23 de septiembre de 2019
  • Domingo, 22 de Septiembre
  • 3 de abril de 2014

    Bauzá: "si todos nos condicionamos con cambios de cromos, tendremos 19 partidas sobre la mesa"

    PALMA DE MALLORCA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

       El presidente del Govern, José Ramón Bauzá, ha destacado este jueves que la financiación de las comunidades debe atenderse por medio de "lealtad y responsabilidad" y no por medio de "cambio de cromos". Así, ha destacado que "si todos nos ponemos a exigir o a condicionar con cambios de cromos, tendremos 19 partidas encima de la mesa, 17 de las comunidades y dos de las ciudades autónomas".

       Así lo ha destacado Bauzá en una entrevista en 'Los Desayunos de TVE', recogida por Europa Press, en la que ha sido preguntado por la solicitud de Baleares de un cambio de modelo de financiación y las solicitudes de otras comunidades, entre ellas Cataluña.

       Para Bauzá, de lo que se trata es de que "las comunidades tengan lealtad con el Estado y el Estado con las comunidades", y por ello ha destacado que Baleares está preparando una propuesta, junto con las comunidades de Murcia y Valencia, para presentar ante el ministerio de Hacienda para solicitar un cambio del modelo de financiación, basado en el criterio poblacional.

      Asimismo, ha destacado que dicha propuesta se hará desde "la lealtad" y desde la confianza de que el problema de la región no es el déficit, sino el modelo, y de ahí la necesidad de cambiarlo.

       En este sentido, ha destacado que la propuesta conjunta con Valencia y Murcia no es "un frente contra nadie" sino "una propuesta con total lealtad institucional", para que el modelo sea cambiado y se considere a la población a la hora de dotar recursos a las comunidades.

       Por ello, ha destacado que Baleares no pide "más que nadie", sino que quiere "lo mismo; ni más ni menos". En esta línea, ha recordado que la comunidad ha cumplido por primera vez en su historia con el déficit y por ello queda "demostrado" que su problema no era éste, sino el de financiación.

       Preguntado por el dato del paro, ha afirmado que en Baleares lleva 17 meses consecutivos bajando y once creándose empleo. Así, aunque ha incidido en el hecho de que el turismo sea "el motor económico de las islas", ha recordado que todo este crecimiento no puede deberse solamente a este factor, ya que "la temporada aún no ha empezado", sino a la "acción de gobierno" y a las medidas llevadas a cabo.

    CONSOLIDACIÓN DEL CAMBIO EN BALEARES

       Por otro lado, ha recordado que la comunidad partía del hecho "incontestable" de que el 60 por ciento de su deuda se había generado en los cuatro años del gobierno anterior. Por ello, según ha destacado, "hubo que acometer reformas y medidas para reducir el gasto", pero siempre con la idea de que "se puede hacer mucho con mucho menos y que no hay que recortar por recortar, sino aplicar sentido común".

        En esta línea, ha apuntado a la acción de gobierno porque "las cosas no pasan por casualidad", y las medidas y reformas que se han llevado a cabo están generando "confianza" en el inversor. Por ello, "podemos decir con hechos y no con palabras que hay una consolidación del cambio en Baleares", ha aseverado.

    "MAS SE HA EQUIVOCADO DE PUERTA DE SALIDA"

       Preguntado por la situación de Cataluña y sus aspiraciones independentistas, ha destacado que al presidente de la Generalitat, Artur Mas, lo eligieron los ciudadanos para que sacara a Cataluña de la crisis y no de España, por lo que ha destacado que "se ha equivocado de puerta de salida".

          Asimismo, ha destacado que Cataluña ha "derivado" su situación en un movimiento independentista, cuando de lo que se trata, según ha apuntado, es de "trabajar conjuntamente" para buscar lo mejor para Cataluña y lo mejor para España, y eso "precisamente no es la deriva soberanista", ha aseverado.

       Además, en relación a este mismo asunto, ha afirmado que ambas representan una "unión indivisible", porque "Cataluña necesita a España y España a Cataluña".

       En relación a una posible modificación de la Constitución, ha destacado que "reformarla por reformarla" porque a uno le vaya bien es atender a los "intereses particulares" y, en su opinión, "a la Constitución hay que darle el valor y la importancia que tiene".

       Pese a ello, ha reconocido que si se decide esta reforma, "si se tiene que hacer" porque así se haya estimado, debe hacerse "con altura de miras, con criterio de Estado y lealtad institucional incuestionable".