22 de noviembre de 2019
  • Jueves, 21 de Noviembre
  • 29 de julio de 2009

    Uno de cada cinco empresarios de Baleares prevé disminuir el número de trabajadores durante el tercer trimestre de 2009

    PALMA DE MALLORCA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Uno de cada cinco empresarios de Baleares (20,7 por ciento) prevé disminuir el número de trabajadores durante el tercer trimestre de 2009, respecto al segundo, mientras que el 76,6 por ciento considera que mantendrá los actuales empleos y el 2,7 por ciento vaticina que incrementará el número de puestos de trabajo.

    Así lo informó en una rueda de prensa la directora de Estudios de la Cámara de Comercio de Mallorca, Cati Barceló, quien tras presentar el Indicador de Confianza Empresarial, reconoció que las cifras de empleo son "preocupantes", ya que en plena temporada turística, cuando es habitual hacer contrataciones, "nos hemos encontrado con que el ritmo de destrucción de empleo ha sido acentuado durante el segundo trimestre en el sector de la construcción y en los servicios".

    En este sentido, desveló que en el sector de la construcción, el ritmo de destrucción de empleo en el segundo trimestre (-21,5 por ciento) se ha duplicado respecto al primer trimestre (-12 por ciento). De este modo, señaló que en el primer semestre, la población parada se elevó a 23.000 personas de media mensual, un 156,9 por ciento más que en el mismo periodo de 2008.

    Respecto a los servicios, detalló que la población ocupada entre enero y junio disminuyó de media un -5 por ciento, lo que supuso 352.100 personas ocupadas en este sector. Por trimestres, indicó que el ritmo de destrucción de empleo en el segundo se situó en -4,3 por ciento, lo que significa una moderación en relación al primero (-5,8 por ciento).

    De esta manera, entre enero y junio hubo de media 55.700 personas paradas en el sector de la construcción, lo que supone un 98,2 por ciento más que en el primer semestre de 2008. En tasas de variación interanuales, el ritmo de crecimiento del número de parados en el segundo trimestre (116,4 por ciento) continúa en aumento respecto al primero (86,1 por ciento).

    En lo que se refiere a la Industria, la población ocupada entre enero y junio disminuyó de media un -11,2 por ciento, situándose en 38.700 personas. Concretamente, el ritmo de destrucción de empleo en el segundo trimestre (-9,3 por ciento) disminuyó respecto al primero (-12,8 por ciento).

    Por su parte, la población parada en este sector alcanzó en el primer semestre 4.000 parados mensuales, lo que significa un 60 por ciento más que en el mismo periodo de 2008. Así, el número de parados se incrementó un 72 por ciento en el segundo trimestre, frente al 48 por ciento del primero.

    "La situación para el cuarto trimestre será delicada", vaticinó Barceló, quien apuntó que si la temporada turística finaliza sin que el sector de la construcción todavía no haya presentado signos de recuperación, "va a ser preocupante el tema laboral", lo que, según recordó, va a repercutir en el consumo y, por tanto, "va a afectar al resto de servicios".

    "AJUSTE DE COSTES"

    Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Mallorca, Joan Gual, recordó que el turismo "no ha quedado al margen de la crisis", si bien recalcó que ha sido el menos afectado, por lo que supone la "gran fortaleza" de la economía balear.

    Por otro lado, subrayó que a diferencia de lo que sucedía en los "años de esplendor" las empresas están "ajustando sus costes" para adaptarse a la actual situación económica, por lo que precisó que el hecho de que puedan incrementar su facturación en los próximos meses, no significa que vaya a tener un reflejo directo en el incremento del número de trabajadores. En esta línea, señaló que las compañías están "ajustando plantillas para poder competir y sobrevivir".

    En este sentido, Barceló recalcó que se necesitará una tasa de crecimiento económico de entre el 1,2 y el 1,5 por ciento para "comenzar a ver un cambio de tendencia" en las empresas a la hora de generar puestos de trabajo. "Es posible que veamos tasas de crecimiento positivas, a partir de 2011, pero tan moderadas que no consigamos revertir la situación actual del mercado laboral", zanjó.