10 de abril de 2020
18 de diciembre de 2008

La CAEB pide a las administraciones una "drástica" disminución de impuestos que perjudican la productividad empresarial

Antich subraya que el Ejecutivo, "desde el primer momento", ha desarrollado una política basada en el diálogo social para consolidar los principales proyectos de la Comunidad

PALMA DE MALLORCA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB), Josep Oliver, reclamó hoy a las administraciones públicas de las islas que efectúen una "drástica" disminución de impuestos y tasas que afectan de forma "negativa" a la productividad empresarial, debido a la "exagerada" presión fiscal que supera a las medias europeas y de otras Comunidades Autónomas.

Así lo manifestó en el discurso que pronunció durante la presentación de un paquete de propuestas económicas ante unos 200 representantes de organizaciones empresariales y con la presencia también del presidente del Govern, Francesc Antich, donde reiteró sus previsiones de que la economía balear remontará a finales del segundo trimestre de 2009, tal y como avanzó ayer.

No obstante, aseveró que "sólo se logrará un rumbo diferente" del ámbito económico de las islas si se acometen diversas acciones a nivel fiscal, laboral o formativo. Entre ellas, exigió un nuevo marco fiscal que incentive el crecimiento de la inversión y el empleo a fin de minimizar los efectos de la actual crisis, y consideró necesario mantener los incentivos de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i), ya que "estamos asistiendo a una revolución tecnológica".

"Las pequeñas y medianas empresas tienen que engancharse al carro de las nuevas tecnologías", recalcó Oliver, quien consideró asimismo "vital" una nueva disminución del Impuesto de Sociedades, la supresión "efectiva y total" del Impuesto sobre Actividades Económicas y reducir las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social. También reclamó una menor burocracia y una mayor agilidad, además de una mayor coordinación y cooperación entre las administraciones central, autonómica, insular y local.

Oliver ve asimismo "urgente" que todas las instituciones públicas "cumplan con los pagos puntualmente" y que las empresas reciban créditos para financiarse de forma "adecuada", al considerar "insuficientes" las actuales. A su parecer, las compañías deben contar con un marco que ofrezca garantías de seguridad jurídica, "imprescindible y necesario para que puedan trabajar con éxito".

Por último, hizo hincapié en la importancia de lograr una financiación "justa" del Gobierno central ya que Baleares "necesita realidades económicas que contrarresten nuestra insularidad", por lo que confió en que las inversiones estatales así como las autonómicas se pongan en marcha "lo antes posible". También abogó por la consecución de unas infraestructuras portuarias modernas y por que se examine "con intensidad" la cogestión aeroportuaria a fin de que sea efectiva en el archipiélago.

DIÁLOGO "DESDE EL PRINCIPIO" CON EMPRESARIOS Y SINDICATOS

Por su parte, Antich, quien también pronunció un discurso en el mismo acto, subrayó que el Ejecutivo, "desde el primer momento", ha desarrollado una política basada en el diálogo social con empresarios y sindicatos para consolidar los principales proyectos de la Comunidad, aseverando que el pacto por la competitividad, la ocupación y la cohesión social ha sido el instrumento empleado para, a través de las distintas mesas sectoriales, alcanzar acuerdos consensuados.

Al mismo tiempo, destacó el trabajo que se está realizando desde la Dirección General de Responsabilidad Social Corporativa, que permite a Baleares ser "un laboratorio para experimentar las buenas prácticas" en el fomento de la responsabilidad social de las empresas.

En cuanto al modelo económico de las islas, manifestó que debe representar una nueva forma de crecer, "más competitivo, sostenible y estable", que tenga en el turismo su motor principal. Un modelo, defendió, que apueste por el capital humano, el conocimiento y la innovación, con una mayor interconexión entre empresas y administración, "más respetuoso" con el medio ambiente y que tenga presente "la urgente necesidad de financiación de las islas".

El jefe del Ejecutivo autonómico recordó que para 2009 se mantiene el mismo nivel de inversiones que en 2008, en el que se ha efectuado un 31 por ciento más de adjudicaciones que el año pasado, lo que representa 630 millones de euros. Por último, repasó algunas de las prioridades del Govern en materia económica, como es la puesta en marcha de un plan de medidas de reactivación económica y de la ocupación, la cogestión aeroportuaria y la reactivación de la economía productiva.