17 de agosto de 2019
23 de febrero de 2008

Cerca de 300 personas solicitaron asistencia psicológica el pasado año por el fallecimiento de un ser querido

PALMA DE MALLORCA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un total de 295 personas recibieron, a lo largo del año pasado, ayuda por parte del Servicio de Acompañamiento al Duelo que la asociación de acompañamiento al final de la vida ARA ofrece a las personas que atraviesan un momento difícil por la muerte de un ser querido, según los datos facilitados a Europa Press.

El servicio ofrece atención psicológica a quienes están viviendo un proceso de duelo y necesitan ayuda para superar posibles dificultades, realizó el pasado año 1.674 intervenciones y recibieron asistencia 250 nuevas personas, que se sumaron a las 90 que habían sido atendidas por los especialistas de ARA desde el inicio del servicio en junio de 2006.

Desde este servicio pionero en Baleares, que cuenta con financiación del Consell de Mallorca, se contemplan dos tipos de intervención diferenciadas, la atención individual, de pareja o familiar por vía telefónica (398 en 2007) o presencial (1276), y la inclusión en alguno de los distintos grupos de duelo que se organizan.

En el momento en que una persona angustiada llama al servicio, se le realiza una intervención telefónica con el fin de conocer el caso --persona fallecida, circunstancias del fallecimiento, recursos sociofamiliares disponibles ...--. Este primer contacto sirve para detectar la existencia de factores de riesgo que obliguen a una intervención inmediata y sirve, además, al usuario para recibir orientación en torno al proceso de duelo y recibir una serie de pautas que le faciliten la labor.

La intervención telefónica orientativa no se reduce a esa primera llamada, sino que a partir de entonces el usuario puede ponerse en contacto con alguna de las psicólogas ante cualquier nueva dificultad o necesidad.

Por su parte, los grupos de duelo facilitan un espacio de apoyo, sin ningún tipo de vínculo político o religioso, donde el afectado puede compartir su experiencia con personas que tienen vivencias similares de duelo. El pasado mes de mayo se inició el primer grupo de madres, que finalizó en septiembre, y actualmente están en funcionamiento dos grupos de madres y uno de viudos y viudas.

La distribución del número de intervenciones de los profesionales de ARA revela un incremento en la demanda durante los meses de otoño, atribuido por los expertos de la asociación, entre otros factores, a la proximidad de las fiestas de Navidad, periodo en el que se observa una exacerbación de la sintomatología propia del proceso de duelo, explican.

Además de la actividad asistencial, el servicio de duelo también realiza otros programas como investigación y docencia, asesoramiento a profesionales y organización de eventos informativos sobre temas de duelo. También disponen de una biblioteca especializada en este campo.