7 de marzo de 2021
20 de enero de 2021

Cerca de 4.000 alumnos de Baleares participan en talleres para prevenir la transmisión de la Covid-19

Cerca de 4.000 alumnos de Baleares participan en talleres para prevenir la transmisión de la Covid-19
Uno de los talleres celebrado en un centro educativo. - CAIB

Durante noviembre y diciembre se han impartido 184 sesiones formativas en los centros educativos de 26 municipios de las Islas

PALMA, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un total de 3.875 alumnos de ESO y Bachillerato de Baleares han participado en noviembre y diciembre en los talleres preventivos impartidos por los policías tutores en los centros educativos para hacer frente a la COVID-19.

Hasta enero, 37 agentes del programa de Policía Tutor de Baleares han impartido 184 talleres en los centros educativos de 26 municipios, sesiones que vuelven a ponerse en marcha este primer trimestre del año para continuar realizando este trabajo preventivo entre el alumnado de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera.

Se trata de una iniciativa coordinada entre la Conselleria de Administraciones Públicas y Modernización, la Conselleria de Salud y Consumo, y la Conselleria de Educación y Universidad con la que se pretende concienciar al alumnado de Educación Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional sobre las medidas de prevención y seguridad frente a la COVID-19.

En estos talleres, los policías tutores cuentan con recursos didácticos específicos para la reflexión y la discusión entre el alumnado de todos los factores sanitarios y sociales que rodean a la enfermedad, desde la importancia de cumplir con las medidas higiénicas y las restricciones de seguridad, hasta la gestión de las emociones, ofreciéndoles herramientas de afrontamiento de los riesgos que presenta la COVID-19 entre el grupo de iguales (asertividad, habilidades sociales, etc.).

Desde el Instituto de Seguridad Pública de Baleares (ISPIB), ente coordinador del Programa de Policía Tutor, se ha editado una guía específica para los agentes que imparten los talleres, un recurso didáctico que ha sido elaborado por los profesionales del Servicio de Salud y que incluye la información y las dinámicas que se proponen a los alumnos participantes.

Además de la guía, los agentes cuentan con material audiovisual atractivo para los jóvenes y desarrollan dinámicas de participación para que, mediante el debate y la puesta en común de ideas, los jóvenes sean conscientes de los riesgos de la enfermedad, puedan distinguir la información veraz y la información falsa y se impliquen activamente en las medidas de prevención de contagios.

Según han destacado, se ha realizado un estudio respecto a la efectividad de estas sesiones preventivas mediante una encuesta previa a los talleres, y otra posterior, para conocer el grado de sensibilización del alumnado y el nivel de cumplimiento de las normas para hacer frente a la pandemia antes y después de la formación.

En este estudio, en el que han participado 173 alumnos, se manifiesta, entre otras cuestiones, que el 70 por ciento de los participantes consideró útiles los talleres, frente a un 6 por ciento que considera que no son útiles y un 24 por ciento que afirma que "tal vez".

Antes del taller, un 27,5 por ciento de los encuestados opinaba que la COVID-19 es como una gripe común. Una semana después del taller, mantenían esta idea el 22,5 por ciento.

El 32,3 por ciento de los alumnos encuestados, antes del taller, pensaba que la COVID-19 es suficientemente grave para seguir las recomendaciones. Esta cifra aumenta un 7 por ciento (39,2 por ciento) una vez finalizado el taller.

Respecto al incumplimiento de las medidas preventivas de higiene y seguridad, antes del taller, el 25 por ciento de los encuestados reconocía haberse saltado las indicaciones alguna vez. Una semana después, este dato era del 14 por ciento (un 11 por ciento menos).

Para leer más