9 de diciembre de 2019
  • Domingo, 8 de Diciembre
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • 2 de febrero de 2009

    Los Consells reclaman centros terapéuticos de menores para evitar su traslado y que se "agrave" su situación

    En la actualidad hay plazas contratadas en Málaga, Barcelona y Girona

    PALMA DE MALLORCA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Los Consells Insulars de Mallorca e Ibiza reclaman la puesta en marcha de recursos residenciales terapéuticos en Baleares para menores con problemáticas de salud mental, trastornos de conducta y dificultad social, a fin de evitar su traslado a centros ubicados fuera de las islas y que se produzca un desarraigo familiar que "agrava su situación" por encontrarse lejos de su entorno habitual.

    Así lo han hecho constar en los informes remitidos al Defensor del Pueblo en los que estas instituciones -junto a la de Menorca- ponen de manifiesto la inexistencia de instalaciones de estas características en el archipiélago. Así, a la hora de ingresar a un menor se contrata una plaza en centros no pertenecientes a Baleares, situados en Málaga (tres centros), Barcelona (uno) y Girona (uno).

    Tal y como ha informado el Defensor del Pueblo en un informe monográfico dado hoy a conocer, en el que denuncia que en algunos casos a nivel nacional, "muchas" de las instalaciones vulneran los derechos de los menores, maniatándoles, prohibiéndoles la asistencia al centro escolar o la salida al patio durante una semana, bajo la denominación de 'medidas educativas creativas' o 'medidas correctoras'.

    No obstante, en las islas no se observan ejemplos de esta problemática debido a la inexistencia de estos centros. En el caso del Consell de Mallorca, tiene menores tutelados en el Instituto Psicopedagógico Dulce Nombre de María (Málaga), con siete plazas contratadas; El Seranil (Málaga), con un menor con trastorno psiquiátrico grave; Font Fregona (Barcelona), con una plaza ocupada, y La Cellera (Girona), también con una.

    Mientras tanto, el Consell de Menorca ha tenido un menor tutelado en el Dulce Nombre de María, otro en Font Fregona y dos en el Centro terapéutico La Quintanilla. En este sentido, la institución deja constancia en su informe que en tres de estos casos no tenía asumida la tutela y procedió a la financiación del internamiento mediante una subvención a los progenitores de los menores.

    Por último, el Consell de Ibiza ha tenido menores en El Seranil, de Málaga, aunque en su documento hace hincapié en que éste no se considera un centro terapéutico como tal, pese a que era el único recurso al que se podía optar ante la ausencia de centros de este tipo y debido a la "dificultad" para acceder a instalaciones terapéuticas en otras Comunidades por problemas de listas de espera.

    Las tres instituciones insulares remarcaron asimismo que, al encontrarse los centros fuera de las islas, no disponen de competencias de inspección en los centros concertados. No obstante, desde el Consell de Mallorca y Menorca aludieron a las visitas realizadas a las instalaciones concertadas para conocer 'in situ' el estado en que se encuentran los menores tutelados.