17 de enero de 2021
24 de noviembre de 2020

Entidades baleares apoyan la propuesta europea de establecer un 'derecho a la reparación' en materia de Consumo

Entidades baleares apoyan la propuesta europea de establecer un 'derecho a la reparación' en materia de Consumo
Residuos eléctricos y electrónicos - EUROPA PRESS/RAEE - ARCHIVO

Coinciden en que aunque los consumidores quieran reparar sus productos en vez de tirarlos, tienen pocas opciones

PALMA DE MALLORCA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Entidades baleares como Consubal, Rezero y la Fundació Deixalles han expresado su apoyo a la propuesta europea de establecer el derecho de los consumidores a la reparación de los productos, como medida para avanzar hacia una economía más sostenible.

Así lo han manifestado al hilo de la votación, esta semana en el Parlamento Europeo, de una resolución impulsada por el Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea, encaminada a lograr "un mercado único más sostenible".

El texto, de 32 puntos, busca solicitar a la Comisión que establezca un "derecho de reparación" para que las reparaciones de productos sean "sistemáticas, rentables y atractivas", y denuncia la existencia de prácticas por parte de empresas para "desincentivar las reparaciones".

Así, la propuesta reclama luchar contra la obsolescencia programada, solicita velar por que el precio de las piezas de recambio sea razonable y rentable y que el acceso a este tipo de piezas no encuentre "obstáculos injustos". También aboga por obligar a dar información de forma más clara respecto a la posibilidad de reparación de los productos y, en caso de electrónica, de las actualizaciones de software futuras.

REBAJAR EL IVA DE LAS REPARACIONES

El portavoz de la asociación de Consumidores y Usuarios de Baleares (Consubal), Alfonso Rodríguez, ha aplaudido la propuesta y ha recordado que las asociaciones de consumidores llevan tiempo reclamando que el IVA de las reparaciones electrónicas se rebaje al 4 por ciento. Con esto pretenden que "sea rentable poder llevar a reparar pequeños electrodomésticos" y las reparaciones "sean mucho más interesantes" que el cambio por una unidad nueva.

"Incluso los servicios técnicos oficiales, en función de las averías, recomiendan casi siempre ir a uno nuevo y no reparar el viejo", ha lamentado Rodríguez, que también ha llamado a impulsar una campaña de concienciación acerca del impacto medioambiental de tirar un producto en lugar de repararlo.

POCAS OPCIONES PARA REPARAR

En este sentido, desde Rezero, Roser Badia ha avisado de que "se tiende a culpabilizar al consumidor" cuando normalmente "tiene pocas opciones" para reparar un producto estropeado. "Por mucha voluntad que tenga un consumidor de repararlo, se encuentra muy limitado, directamente es mucho más barato comprar uno nuevo. No existen recambios, no hay logística, y se ha desmantelado el sistema de reparaciones", ha lamentado.

La coordinadora de Rezero Balears ha denunciado que por parte de la industria de los fabricantes "hay muy poca voluntad de promover objetos o artículos duraderos". "Estamos en un modelo que ha favorecido el usar y tirar", ha comentado Badia, que ha añadido que la reutilización de residuos de aparatos eléctricos "genera unos 200 puestos de trabajo frente a los 15 del reciclaje".

REPARACIONES EN CASA

La Fundació Deixalles trabaja precisamente en este campo, favoreciendo la inserción sociolaboral de personas en situación o en riesgo de exclusión mediante actividades relacionadas con los residuos y la mejora del medio ambiente. Según explica la responsable del área ambiental, Maria Suau, el 40 por ciento de los productos que llegan como residuo a la Fundación se pueden reparar y reutilizar.

Por ello, la Fundación está promoviendo vídeos para enseñar a la población como realizar pequeñas reparaciones por cuenta propia, entre otras iniciativas.

Por otro lado, Suau ha reclamado que las piezas de recambio sean "accesibles y no demasiado caras" y que el diseño de los aparatos se haga pensando en que sean "fácilmente reparables". "A veces se fabrican de tal manera que para cambiar una pieza tienes que romper toda la máquina", ha incidido.

Precisamente, la Fundación Deixalles pone estos días en marcha un punto de información sobre las toneladas de CO2 evitadas con la reutilización en el centro Deixalles Inca, dentro del marco de la Semana Europea de Prevención de Residuos.

MODELO OCCIDENTAL FRENTE AL MODELO ORIENTAL

El jefe del departamento de Protección y Defensa de los Derechos de los Consumidores del Govern, Jesús Cuartero, ha coincidido en alertar del "grave daño al medio ambiente" que causa un modelo basado en la sustitución de productos, y vincula este fenómeno a la proliferación de productos fabricados en el sudeste asiático, más baratos y menos duraderos."¿Quién lleva a reparar un producto barato? Nadie", ha reflexionado el experto.

"Creo que el problema ha sido esa apertura de fronteras a productos baratos y de mala calidad, y ahora pagamos las consecuencias. A la vez, los productos europeos se venden menos porque son más caros. Y el perjudicado es el medio ambiente", ha explicado.

En esta tesitura, Cuartero ha apostado por elevar los estándares de calidad en Europa "para que los productos duren más" y valga la pena repararlos. Además, ha avisado de que se está "abandonando el sistema de reparación", de manera que "cada vez hay menos talleres", circunstancia que al mismo tiempo encarece las reparaciones.