19 de noviembre de 2019
5 de julio de 2010

Fiona Ferrer, tras la muerte en extrañas circunstancias de su padrastro: "Se hará Justicia"

PALMA DE MALLORCA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El entorno de Fiona Ferrer ha quedado completamente conmocionado por la muerte del padrastro de la modelo y presentadora, el alemán Dieter Frerichs. Aunque la versión policial apunta al suicidio como causa del fallecimiento, Fiona, presente en la extraña situación que envolvió la muerte de su padrastro, niega rotundamente los hechos relatados por los agentes.

El suceso tuvo lugar a las 11.30 horas del sábado, cuando Dieter Frerichs, de 72 años, se encontraba tomando el sol en una hamaca en Cala Mayor y tres agentes de la Policía Nacional vestidos de paisano, le notificaron que iba a ser de nuevo arrestado, tras haber sido puesto en libertad por la Audiencia Nacional hace una semana.

En ese momento, según la versión policial, el individuo sacó de una bolsa que tenía a su lado una pistola y se lanzó con ella desde siete metros de altura al agua. Los policías le instaron a que saliese y tirase el arma, si bien éste comenzó a detonar la pistola hacia el aire.

Aunque en un primer momento el arma no funcionó, el hombre insistió y logró detonar el arma y lanzar un tiro al aire. Al percatarse de que el arma funcionaba se disparó en la cabeza, aunque, según ha podido saber Europa Press, uno de los agentes le gritó: 'Dieter, no lo hagas'.

Uno de los agentes se lanzó al agua para rescatarlo y depositarlo en unas rocas. De forma inmediata, llegó una lancha de Salvamento Marítimo que condujo al hombre hacia Palma, desde donde fue trasladado en ambulancia al Hospital de Son Dureta, donde se certificó su muerte.

La Policía Nacional ya ha abierto un expediente informativo para aclarar los hechos y determinar las causas de la muerte del hombre. Asimismo, una comisión judicial trata de esclarecer las causas de este suceso.

Dieter Frerichs fue detenido el pasado mes de abril, acusado de defraudar 200 millones de euros, y puesto en libertad hace una semana. Sobre el sospechoso pesaba una orden europea de detención, por lo que la Policía Nacional procedió el sábado de nuevo a su detención.

FIONA FERRER, PRESENTE

Tanto Fiona Ferrer como su madre, Mietta Leoni, estuvieron presentes a lo largo de los acontecimientos y, aunque la Policía habla de suicidio, la modelo y presentadora lo descarta por completo. Según el testimonio recogido por el Diario de Mallorca, Fiona regresó a casa de comprar el periódico y se asomó al balcón desde el que podía ver a su padrastro y a su madre tomando el sol en las rocas.

En ese momento, vio a dos hombres y oyo "unos gritos y unos insultos: 'Dieter, estafador, esta vez no te vas a escapar". "Pensé que venían a atracar mi casa", recuerda la modelo en el periódico, destacando que vio la escena y que Dieter le gritó "que llamara a la Policía". Aunque recalcó que no pudo ver a los dos hombres con pistola, sí que les vio con el brazo extendido.

"Oí un tiro y en seguida otro tiro. Yo ya sabía que había sido en la cabeza, Dieter se echó hacia delante y toda el agua se llenó de sangre", relató la modelo. "Empecé a gritar 'asesinos, asesinos', pero me hicieron callar. Yo misma llamé a la Policía", añade la modelo, que afirma que "puede jurar que no vi a Dieter pegándose un tiro en la frente".

Además, Fiona Ferrer asegura que Dieter "no era un estafador ni un prófugo" y que se presentaba en los juzgados cada quince días, como había establecido el juez. También recuerda que no estaba "acusado ni imputado", sino que estaba llamado a declarar, y que ha "colaborado con la investigación".

Destrozada por los acontecimientos, Fiona Ferrer y su marido, el empresario Jaime Polanco, no fueron capaces de responder a las preguntas de los reporteros, aunque la modelo dejó claro que "se hará Justicia" en torno a todo este asunto.