11 de diciembre de 2019
24 de julio de 2019

Formentera estudia "profundamente" el informe de la CNMC sobre su regulación de viviendas turísticas

Advierte que no aceptará consejos que vayan en contra de la normativa autonómica

FORMENTERA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Consell de Formentera, Alejandra Ferrer, ha confirmado este miércoles que están estudiando "profundamente" el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre la regulación de las viviendas de uso turístico, aunque ha añadido que no podrán aceptar recomendaciones de un informe que "vayan en contra de la normativa autonómica".

Formentera, ha dicho Ferrer, tendrá en cuenta aquellas sugerencias que puedan mejorar el documento y agilizar los trámites para poder realizar la comercialización de viviendas turísticas, pero "siempre teniendo en cuenta la normativa autonómica y los objetivos fijados en su día, aprobados a través del Consejo de Entidades y que eran conseguir más vivienda para todo el año, una mejor calidad de vida para los residentes y fomentar la distribución económica, además de garantizar la protección del territorio".

Según ha declarado Ferrer a Europa Press, el informe cuenta con una parte que incluye recomendaciones sobre lo que regula el reglamento del Consell, "aunque hay que recordar que la Comisión de la Competencia se dedica a esto: a conseguir que se puedan seguir realizando todas las actividades económicas sin tener en cuenta otros espacios, como el social o el medioambiental".

La presidenta ha asegurado que, dentro de estos procesos, se piden numerosos informes, entre ellos a la Comisión de Medio Ambiente o sobre las repercusiones que pueden suscitar este tipo de regulaciones. Después, ha añadido, entre la aprobación inicial y la definitiva pueden incorporarse algunas de las sugerencias planteadas.

"El informe habla de la falta de fundamentación en temas como el techo de plazas o la zonificación, pero no es ese reglamento el que define estas cuestiones, sino que previamente fueron definidas en el plan territorial. Si se hubieran tenido que hacer apreciaciones, hubiera sido en relación al documento que se aprobaba", ha explicado.

"Muchas de las recomendaciones están así en el reglamento porque hay una ley, la de Turismo, que especifica que ha de ser así, como la obligatoriedad de tener un seguro. Además, la misma Ley de Turismo permite que se establezca un límite de 60 días en el alquiler y prohíbe que se alquile por habitaciones", ha reiterado.

EL INFORME DE LA CNMC

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia consideró este martes que hay que "fundamentar mejor" el proyecto de regulación del Consell.

Según señaló la Comisión en un informe, el proyecto de regulación "plantea prohibiciones y fuertes restricciones" sobre la actividad de las viviendas de uso turístico.

Los principios de buena regulación exigen que cuando las administraciones públicas planteen restricciones sobre la actividad económica, éstas se basen en estudios "rigurosos" que acrediten la necesidad de tales prohibiciones y descarten la existencia de medidas menos restrictivas para lograr las mismas finalidades.

La CNMC sugirió al Consell no prohibir el alquiler por habitaciones, así como replantear la división por zonas y los cupos para las viviendas de uso turístico, medidas "altamente restrictivas", por lo que deben justificarse adecuadamente.

Según la Comisión, pese a que se persigue asegurar la sostenibilidad medioambiental, económica, social y turística de la Isla, la prohibición de ubicarse en determinadas zonas sólo se aplica a las viviendas turísticas y no a otros establecimientos turísticos tradicionales y así, se recomienda justificar esta diferencia de trato.

También recomendó eliminar la prohibición de alquilar más de 60 días al considerar que esta prohibición "no tiene justificación aparente".