25 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

El FSM-PSOE afirma que el Ayuntamiento de Capdepera cumplió todo el procedimiento de protección de legalidad urbanística

Los socialistas señalan que son los Tribunales los que determinarán la responsabilidad penal y administrativa del accidente en Cala Rajada

PALMA DE MALLORCA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) - -

La Federación de los Socialistas de Mallorca (FSM) sostuvo hoy que el Ayuntamiento de Capdepera y su alcalde, Bartomeu Alzina, siguieron "todos los pasos habituales" en materia de protección de la legalidad urbanística, "tal y como hacen todos los Consistorios", indicaron.

En un comunicado emitido hoy, los socialistas han querido "dejar claro" que son los Tribunales "los que deben determinar el grado de responsabilidad penal y administrativa del accidente" ocurrido el pasado martes en el hotel Son Moll de Cala Rajada, en el que fallecieron cuatro trabajadores.

Asimismo, transmiten "su apoyo a los familiares de las víctimas en estos momentos tan difíciles y nos mantendremos a su lado por ayudarlos a superar esta complicada situación".

Por otra parte, "teniendo en cuenta que la responsabilidad del accidente la determinará la investigación", los socialistas han querido "diferenciar entre el control de la legalidad urbanística que corresponde al Ayuntamiento, y el control de la seguridad que, según la Ley 31/1995, no corresponde al Ayuntamiento".

En este sentido, remarcan que "lo referente a la seguridad y las circunstancias en las que estaban los trabajadores no dependía ni del Ayuntamiento ni de su alcalde, puesto que hasta que no se aprueba la licencia de obras, los promotores no informan al Consistorio del Plan de Seguridad y Salud de la obra".

"Como ya es visto y sabido, los responsables de las obras tenían constancia de la ilegalidad con la que actuaban y, aún así, siguieron ejecutando las obras sin tener todos los permisos pertinentes", añaden en la nota.

Por todo ello, los socialistas lamentan que "se esté impulsando un juicio paralelo, totalmente injusto, para desviar la atención de los que seguramente son los verdaderos responsables", concluyen.