3 de agosto de 2020
7 de octubre de 2009

El IMAS dio un 100% más de ayudas por la Renta Mínima de Inserción durante agosto a consecuencia de la crisis

Garau asegura que no hay demandas de ayuda "insatisfechas"

PALMA DE MALLORCA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales otorgó el pasado mes de agosto a un total de 1.016 personas la Renta Mínima de Inserción (RMI), subvención de unos 450 euros de media que se concede a las familias sin ningún tipo de prestación para que cubran sus necesidades básicas, duplicando, así, el número de personas beneficiarias durante el mismo periodo de 2008, cuando las islas ya se encontraban en crisis.

Así, durante 2009 hay una media mensual de 791 personas titulares de la RMI, mientras que el promedio de las nuevas altas se sitúa en 90, cifras que el pasado año estaban en 504 titulares y 40 personas, respectivamente. No obstante, el presidente del IMAS, Jaume Garau, indicó que la nueva ayuda de 420 euros del Gobierno central para los desempleados sin derecho a prestación "frenará mucho" las solicitudes de esta ayuda.

Garau hizo hincapié también en que, pese a que la "demanda continúa aumentando de forma clara", esta subida crece a "un ritmo más o menos normal". Asimismo, remarcó que no existen peticiones "insatisfechas" ya que no hay "falta de respuesta" por parte de las administraciones.

Los servicios que han continuado incrementándose durante el verano han sido, además de la RMI, los servicios sociales de atención primaria y el centro de acogida de Ca l'Ardiaca.

Según el último informe del Observatorio Social de la Crisis hecho público hoy, continúa incrementándose la población inmigrante regularizada que queda fuera del mercado laboral, así como el número de personas que ejercían como autónomos y ahora no tienen acceso a prestaciones económicas. Además, se percibe una subida de los conflictos interfamiliares a consecuencia de las dificultades económicas de las familias.

61,5% SON EXTRANJEROS

La directora del Observatorio, Núria Estaràs, detalló que la proporción de titulares de la RMI de inserción extranjeros y hombres va aumentando de manera que, en 2009, el porcentaje se encuentra en el 61,5 y 39,8 por ciento respectivamente. De la misma manera, también se ha incrementado las parejas beneficiarias de las ayudas.

Por otra parte, el centro de Ca l'Ardiaca tuvo en agosto un 95 por ciento sus plazas ocupadas, lo que representa una variación del 114,9% respecto a 2007-2009 y del 59,6% en relación al periodo 2008-2009. Cuando "tenía una dinámica de bajada" durante los meses de verano, detalló Estaràs. En éste, el 14,4 por ciento de los usuarios fueron mujeres y el 59,7%, hombres.

No obstante, las raciones servidas en el comedor descendieron este año a consecuencia de, tanto la apertura de otro en Ca l'Ardiaca como a que acuden personas con posibilidades de acceder al mercado laboral. Así, estas bajaron de las 110 de mayo a las 88 durante agosto. No obstante, la media de las dadas en 2009 es de 180 diarias, cifra que contrasta con las 82 de 2007.

Garau también destacó que se ha incrementado el presupuesto destinado a la RMI en 640.000 euros, así como a los recursos humanos de los municipios con 250.000 euros o al mantenimiento de los comedores sociales.