28 de mayo de 2020
16 de junio de 2014

MÉS insta a Cort a avanzar en la reducción de emisiones de CO2 e impulsar el empleo en el sector de la construcción

PALMA DE MALLORCA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La concejala de MÉS per Palma, Neus Truyol, ha presentado una propuesta en Cort para avanzar en la reducción de emisiones de CO2 y dar un impulso al sector laboral de la construcción.

En concreto, el grupo MÉS per Palma apuesta porque el Ayuntamiento de Palma impulse un plan de acción destinado a fomentar la rehabilitación de edificios "para conseguir múltiples beneficios tanto para la administración como para los vecinos de Palma como por el futuro del planeta".

Así, destaca que se trata de poner en marcha a través del Patronato Municipal de la Vivienda una nueva línea de trabajo destinada a la rehabilitación energética de las viviendas y la prevención de la pobreza energética de Palma.

La concejala defenderá esta propuesta en el pleno previsto para el 26 de junio y que parte de la necesidad de estudios técnicos rigurosos "que nos ayuden a conocer la realidad de la eficiencia energética de los edificios, así podríamos saber qué áreas de ciudad son más vulnerables a la pobreza energética y por tanto prioritarias de actuación", ha destacado.

En este sentido, ha indicado que el paso siguiente pasa por "definir y activar un Plan de Mejora Energética de Palma así como un programa de rehabilitación energética de edificios municipales".

"Estamos perdiendo dinero, encareciendo las facturas de la luz, contribuyendo negativamente a un sistema energético poco eficiente, pero tenemos las herramientas para cambiar el presente y el futuro del consumo energético de nuestra ciudad, de las viviendas de los vecinos y vecinas y de los edificios públicos", ha afirmado Truyol.

En su opinión, apostar por la rehabilitación energética de viviendas y edificios públicos tendrá "una repercusión muy positiva" en casi todos los aspectos, porque "por una parte nos ayudará a ahorrar dinero, ya que se estima que el ahorro puede llegar a ser entre el 35 por ciento y el 50 por ciento de la energía en edificios no residenciales, por ejemplo oficinas", ha dicho.

"IMPULSO PARA EL EMPLEO"

Por otra parte, "supondrá el impulso muy necesario en la creación de empleo en un sector fuertemente castigado por el crisis, el de la construcción", ha indicado.

Además, supondrá un beneficio en el ahorro del consumo energético particular y también global. "Actualmente se pierde mucha energía para paredes y ventanas mal aisladas o degradadas, y con pequeñas modificaciones se pueden conseguir mejoras muy importantes", ha subrayado Truyol.