18 de agosto de 2019
  • Sábado, 17 de Agosto
  • 13 de septiembre de 2014

    Pablo Martín dice que la reforma fiscal obedece a un Gobierno vasallo de las grandes finanzas

    Señala que perjudicará a los que "menos tienen" porque se subirán los impuestos indirectos y no podrán beneficiarse de la reforma del IRPF

       PALMA DE MALLORCA, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

       El diputado socialista por Baleares en el Congreso, Pablo Martín, ha criticado que la reforma fiscal planteada por el Gobierno central (PP) perjudicará a los ciudadanos de la Comunidad Autónoma exentos de pagar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), las rentas medias y bajas, porque no se beneficiarán de los descuentos a este gravamen y además, sufrirán "las subidas en los impuestos indirectos".

       En una rueda de prensa, que ha tenido lugar este sábado en Palma, Martín ha explicado que de esta manera "se perjudicará a los que menos tienen al aumentar la desigualdad" ya que con la reforma, se dejarán de ingresar 9.000 millones de recaudación que no podrán se invertir en "educación pública, sanidad, dependencia o en la administración de justicia... en definitiva en los pilares del Estado del Bienestar".

       Martín ha precisado que en Baleares hay unas 471.000 personas que tributan a través del IRPF y que el 10% de éstas (unas 47.100) tienen rentas altas y, por esto, tendrán un beneficio del 60% en su tributación. Así, el 1% (4.177 tributantes) con las rentas más altas tendrán un beneficio del 30%.

       Por su parte, el 30% (141.531 baleares) de los llamados a pagar este impuesto, pero que están exentos de hacerlo, "se verá perjudicado", según ha aseverado Martín, ya que no se verán beneficiados por la nueva reforma fiscal planteada por el Gobierno del PP y sí verá como los impuestos indirecto suben y se puede destinar menos al Estado del Bienestar.

       Asimismo, Martín ha criticado que los impuestos relativos al capital, como el de patrimonio o el de sucesiones, no se modifiquen o no se vaya en contra de la evasión fiscal, por lo que ha considerado que "cuando acabe la legislatura la mayor parte de los españoles pagarán más impuestos y serán los más desamparados, los principales perjudicados".

       Según ha censurado el socialista, "la reforma fiscal obedece a que un Gobierno vasallo de los señores feudales de las grandes finanzas y corporaciones quiere cumplir su objetivo de que estos sean los más beneficiados, mientras los ciudadanos medios esperan a que venga el recaudador de impuestos con la porra".

    Para leer más