21 de marzo de 2019
13 de junio de 2010

Los padres separados realizan hoy una concentración motera en el Paseo del Borne en defensa de la custodia compartida

PALMA DE MALLORCA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Padres de Familia Separados de Baleares (APFS) se manifestará esta mañana, a partir de las 11.00 horas, en el Paseo del Borne de Palma en forma de una concentración motera, con el fin de defender la "necesidad urgente" de implantar la custodia compartida en el archipiélago, "frente a la custodia monoparental, como norma preferente en los casos de ruptura de la convivencia".

En un comunicado, el presidente de APFS, Jorge Skibinsky recalcó que el objetivo de aplicar la custodia compartida es la de "proteger a los hijos menores de los efectos negativos del divorcio, ofreciendo un contacto continuado con ambos progenitores y la familia extensa de ambos, como abuelos, tíos y primos, en igualdad de condiciones".

Así, recordó que anualmente, unos 3.500 menores en Baleares, 200.000 en toda España, sufren el divorcio de sus padres y, de ello, la gran mayoría, el 95 por ciento bajo un régimen de custodia monoparental, por lo que criticó que "se ven privados de una relación normal y frecuente con su progenitor no custodio, influyendo negativamente en el desarrollo afectivo, emocional intelectual y social que afectará irreversiblemente la vida futura de estos niños".

Skibinsky apuntó que actualmente, la responsabilidad parental conjunta y la custodia compartida es conocida y aplicada en 23 países de la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá y Australia, entre otros y añadió que estudios comparativos recientes "dejan claro que esta modalidad se revela como un sistema de custodia eficaz en cuanto a la prevención de actitudes de riesgo en los hijos menores de padres separados".

Así, advirtió de que "el fracaso escolar, la delincuencia juvenil, los embarazos no deseados, el consumo de estupefacientes, la dificultad para mantener relaciones afectivas saludables y la incapacidad para criar a sus propios hijos resultan mucho más frecuentes con el modelo actual de custodia monoparental que aplican los juzgados de familia en España". En esta línea, dijo que la "ausencia constante y continuada" de uno de sus progenitores es definitivamente la causa.

Además, el presidente de APFS destacó que la custodia compartida ha demostrado "reducir la litigiosidad en el divorcio lo que, a su vez, reduce la angustia, desazón e incertidumbre que normalmente envuelve a los hijos menores durante todo el proceso de separación de sus padres".

Skibinsky agregó que la situación de igualdad que la custodia compartida promueve entre ambos ex cónyuges se ve en la "mayor posibilidad de desarrollo laboral social y cultural de la madre, al no cargar exclusivamente con el peso de la custodia de sus hijos, y en la mayor implicación del padre en la educación, formación y desarrollo de los mismos al disponer de más tiempo con ellos participando activamente en sus actividades".

De este modo, estimó que se favorece el intercambio de los roles entre los padres y la asunción de responsabilidades independientemente del sexo del progenitor.

Finalmente, precisó que la custodia compartida "no es una distribución de los menores al 50 por ciento entre sus padres, sino un traje a medida confeccionado en base a las necesidades del menor, en primer lugar, y las capacidades parentales de los progenitores, entre otros factores".