15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 1 de julio de 2014

    La Policía Local de Calvià detiene a tres senegaleses en un control de seguridad ciudadana

    PALMA DE MALLORCA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) - -

    La Policía Local de Calvià ha detenido a tres súbditos senegaleses en el transcurso de un control de seguridad ciudadana que viene realizando diariamente en el término municipal.

    En concreto, al identificado como S.M., de 40 años, se la acusa de los presuntos delitos de falsificación de documento público y contra la seguridad vial. Asimismo, a otro de los identificados, como A.T., de 33 años, se le acusa de atentado, resistencia grave y lesiones, mientras que al tercer detenido, M.N., de 36 años, de presuntos delitos de búsqueda, detención y presentación al identificado.

    En el desarrollo de la programación de controles preventivos sobre seguridad ciudadana que esta Policía Local, el operativo dispuesto para el control correspondiente situado en las inmediaciones de una de las entradas a Magaluf, procedió este lunes a paralizar a un turismo que circulaba en dirección a dicho núcleo urbano ocupado por cuatro varones, que posteriormente resultarían todos de nacionalidad senegalesa.

    El ocupante del asiento del copiloto conocido de los agentes por dedicarse a la venta de sustancias estupefaciente --menudeo--, fue requerido para que descendiera del vehículo, el cual mostraba una actitud muy nerviosa, moviendo las mandíbulas y haciendo gestos de querer tragar algo.

    Los agentes intentaron que, de forma voluntaria, abriera la boca, negándose éste de manera rotunda. Uno de los policías, en aras a preservar su integridad física, le cogió la mandíbula para impedir que tragara alguna sustancia estupefaciente, en caso de que las portara.

    AGRESIÓN A UNO DE LOS AGENTES

    En un momento dado el sospechoso abrió la boca para cerrarla de inmediato sobre el dedo pulgar del agente, mordiendo con saña para provocar el mayor dolor posible.

    El resto de compañeros acudieron rápidamente en su auxilio, debiendo emplearse todos a fondo par poder liberar al compañero y reducir al agresor, que se resistía ferozmente lanzando patadas y puñetazos a cuantos se acercaban, según relatan las mismas fuentes.

    En el momento de liberar el agente su dedo de la boca del agresor, vio como de la misma caía al suelo un envoltorio de color blanco en forma de papelina.

    En el transcurso de dicha actuación, tal era la agresividad mostrada por el individuo que resultó herido otro de los agentes, antes de proceder a su detención.

    Posteriormente, los agentes pudieron examinar con detenimiento la documentación personal del conductor del vehículo, resultando ser el permiso de conducir de nacionalidad italiana con irregularidades en las medidas de seguridad que protegen el documento original y en la técnica de impresión.

    Finalmente el conductor manifestó a los policías que el documento era falso, lo había comprado en Italia porque él nunca había obtenido ningún permiso para conducir.

    Al proceder a la identificación de los otros dos pasajeros se detectó que sobre M.N., existía una orden de búsqueda, detención y presentación dictada por el Juzgado de Instrucción nº 10 de Palma de Mallorca.

    Los tres detenidos fueron trasladados a las dependencias policiales para la instrucción de las correspondientes diligencias, siendo además trasladado A.T. a Son Espases ante la sospecha de que hubiera ingerido alguna sustancia, al que tras ser reconocido le fue diagnosticada intoxicación por cocaína. Esta mañana ha recibido el alta hospitalaria.

    Para leer más