25 de noviembre de 2020
22 de octubre de 2020

Presidencia explica que abandonaron el local sobre la 01.00 h

Presidencia explica que abandonaron el local sobre la 01.00 h
HAT Bar, establecimiento en el que varios medios indican que la presidenta del Govern, Francina Armengol, estuvo un día de madrugada, incumpliendo las medidas decretadas ante el coronavirus - EUROPA PRESS

PALMA DE MALLORCA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Presidencia del Govern balear ha explicado este jueves, después de que varios medios hayan situado a la presidenta del Ejecutivo autonómico, Francina Armengol, de madrugada en un bar que incumplía los horarios marcados por las medidas contra el COVID-19, que Armengol y algunos colaboradores estuvieron en este establecimiento hasta alrededor de las 01.00 horas, pero que "en el momento de salir, el director general de Comunicación sufrió un desmayo", por lo que esperaron fuera hasta que se recuperase.

Según relata la nota de prensa, el pasado martes 6 de octubre, la presidenta reunió, en una cena de trabajo, a un equipo de colaboradores para analizar cuestiones relativas a la acción del Govern. Este encuentro se produjo en la terraza del Restaurante Cor, ubicado en la plaza del Comtat de Rosselló de Palma, a 450 metros de la residencia privada de Armengol.

En la cena participaron la consellera de Presidencia, Cultura e Igualdad, Pilar Costa; el conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela; el conseller de Movilidad y Vivienda, Marc Pons; así como el director del gabinete de la presidenta, Joaquim Torres, y el director general de Comunicación, Álvaro Gil.

Finalizada la cena, abandonaron la terraza para dirigirse a sus domicilios, si bien, de camino hacia éstas, la presidenta, el conseller de Movilidad y Vivienda, y el director general de Comunicación siguieron la conversación y "a unos metros del domicilio de la presidenta encontraron un establecimiento abierto, concretamente el Hat Bar, y entraron".

Así, relatan que sobre la 01.00 horas de la madrugada, la presidenta y sus acompañantes abandonaron el establecimiento, aunque en ese momento el director de Comunicación sufrió un desmayo producido por la medicación que recibía desde aquella semana por ansiedad laboral, episodio que, según aseguran, se repitió en otra ocasión en días posteriores.

"Su desmayo hizo que los tres continuasen en la calle, a pocos metros del domicilio de la presidenta, a la espera de que se recuperara. Al cabo de un tiempo, la Policía Local de Palma llegó a la calle, por lo que se explicó a los agentes la situación. Por lo tanto, si se produjo una actuación de agentes de la Policía Local de Palma en el establecimiento, ésta se produjo cuando la presidenta y sus acompañantes ya no estaban en el local", señalan.

Finalmente, la Presidencia del Govern ha lamentado los hechos sucedidos "y su utilización con fines partidistas".