19 de mayo de 2019
  • Sábado, 18 de Mayo
  • 12 de enero de 2008

    Promotores advierten que las empresas ya están "huyendo" de Balears por la inseguridad jurídica que crean las moratorias

    Recriminan al Govern y el Consell que no hayan consultado a los sectores afectados

    PALMA DE MALLORCA, 12 Ene. (EUROPA PRESS)

    El presidente de la Asociación de Promotores de Baleares, Gabriel Oliver, aseguró hoy que las recientes actuaciones en materia de territorio del Govern y del Consell de Mallorca han creado una "inseguridad jurídica" que provoca que las empresas promotoras de las islas estén "huyendo" hacia otros destinos que les ofrezcan mayores garantías de estabilidad.

    En declaraciones a Europa Press, Oliver afirmó que este extremo "ya está ocurriendo" y se produce "cada vez más". Según dijo, las inversiones de compañías de la península y europeas también se están reduciendo y todo ello se traduce en la paralización de proyectos en marcha con el consecuente perjuicio para los propietarios de los terrenos y los trabajadores de estas empresas.

    "Es evidente que la construcción atraviesa momentos difíciles y la inseguridad jurídica provocada por estas moratorias urbanísticas perjudican aún más a un sector que da trabajo a mucha gente. Las administraciones no han previsto eso ni lo tienen controlado. Los criterios laborales no han sido tenidos en cuenta", dijo.

    En este sentido, calculó que la situación que vive el sector de la construcción, agravada por estas iniciativas de las administraciones, podría dejar sin trabajo a entre 5.000 y 10.000 personas en las islas y reprochó que el Govern no haya previsto de qué manera dar salida a todo este colectivo profesional.

    Oliver consideró "lamentable" la situación creada a raíz de la aprobación por parte del Govern del decreto ley de medidas cautelares de protección del territorio (1.516,68 hectáreas protegidas) y por parte del Consell de la norma cautelar que dicta una moratoria en 14 zonas de la isla. "No estamos en contra de la protección del territorio, pero hacerlo a través de moratorias no es adecuado", afirmó.

    "Siempre hamos apoyado la protección del territorio, pero en base a un planeamiento. Las leyes de ordenación urbanística marcaba los mecanismo y dictaba las reglas del juego. Ahora, se aprueban medidas cautelares de un día para otro y con criterios subjetivos, protegiendo una zona sí y otra no que tienen las mismas características", criticó.

    "EL TRABAJO DE DIEZ AÑOS NO HA SERVIDO PARA NADA"

    Para el presidente de los promotores baleares, con este tipo de iniciativas se está rompiendo una estabilidad a la que se había tardado años en llegar y que se establecía en las Directrices de Ordenación del Territorio (DOT) y en el Plan Territorial Insular (PTI) de Mallorca. "El trabajo hecho durante diez años no ha servido para nada", se lamentó, criticando además que ninguna de las administraciones haya consultado a los sectores afectados.

    En concreto, se refirió a la intención del equipo de gobierno del Consell de suprimir las Áreas de Reconversión Territorial (ART) directas del PTI y aseguró que "tiene aún menos explicación en los casos en que afecta a suelo urbano".

    "Una protección preventiva, de zonas calificadas como rústico, podría ser comprensible, pero de ninguna manera lo es en el caso del suelo urbano ni de áreas previstas como de crecimiento", declaró. Oliver calificó de "absurdo" que el Consell entre a regular el suelo urbano, ya que se trata de una competencia de los ayuntamientos, recordó.

    Por último, recriminó a todos los partidos políticos que se lancen a la carrera de la protección del territorio y consideró que demuestran una actitud "ilógica", ya que ninguno de los gobiernos autonómicos manifestó en las pasadas legislaturas interés por proteger estas zonas que ahora se ven afectadas por las moratorias.

    "Las directrices se aprobaron en 1999 y desde entonces ha habido Pacte de Progrés y ejecutivo del PP. Podrían haberlas modificado por la vía ordinaria para proteger estas mismas zonas y no lo hicieron. Ahora, unos y otro se suman, utilizando para ello las moratorias", concluyó.