4 de agosto de 2020
15 de abril de 2009

El sector Comercio se considera "en caída libre" tras el primer trimestre y ante las malas perspectivas para el verano

Pimeco pide "ayudas de todo tipo", Afedeco "ir al grano" en la búsqueda de soluciones y, ambas patronales, que se genere empleo de forma urgente

PALMA DE MALLORCA, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las pequeñas y medianas empresas del sector Comercio de Mallorca se consideran "en caída libre" tras conocer los resultados del primer trimestre de 2009 y, especialmente, ante las malas perspectivas para la temporada alta, que ha comenzado con una Semana Santa que destacó por su irregularidad y por la dificultad para llenar la oferta alojativa, que sólo alcanzó una ocupación del 90% en algunos establecimientos y tras realizar fuertes rebajas.

Estas circunstancias no han sentado bien en el comercio de la isla, que ve aún más difícil su recuperación tras acumular meses de malos resultados y cierres, por lo que actualmente es necesario "ir al grano" para salvar una situación que "es terrible", señaló el presidente de la patronal Afedeco, Bartomeu Servera; mientras que su homólogo de Pimeco, Bernat Coll, consideró que "necesitamos ayudas de todo tipo", según afirmaron a Europa Press.

Para ambos líderes sectoriales, lo principal es "generar empleo", porque "es bueno que la calle esté animada, pero los bolsillos no lo están" a causa del alto endeudamiento de las familias y del incremento en los despidos laborales --con 75.000 parados en Baleares--, factores clave para la falta de confianza que se da actualmente en el mercado y que, además, no se han visto hasta ahora mitigados por una mejoría continuada en la meteorología con la llegada de la primavera.

Además de iniciativas de dinamización comercial similares a las que se realizan en determinadas épocas del año --como Navidad--, Coll consideró necesario aplicar medidas de amortiguación fiscal, como la retirada de los módulos trimestrales de pago del IVA, una fórmula que "iba bien durante los años buenos, pero no ahora" y, de hecho, consideró que el impuesto del valor añadido se debería abonar a la Agencia Tributaria "una vez se haya cobrado" y no al revés, como hasta ahora.

En general, el presidente de Pimeco consideró que desde la Administración se está ayudando más a las grandes empresas y a la banca que al pequeño y mediano comercio, que necesita esperar dos meses para obtener un aval de la sociedad de garantía recíproca ISBA para solicitar un crédito de capital circulante que tal vez no le será otorgado. Una situación que exaspera al de Afedeco, quien tildó de "ambiguas" las medidas adoptadas por el Gobierno y las propuestas por el Govern, además de criticar que "tardan demasiado" en ponerse en marcha.

Según expuso Servera, para reactivar las compras lo principal es alcanzar un acuerdo entre administraciones, empresas y sindicatos para generar empleo, en lugar de destinar ingentes cantidades de fondos públicos, "que no son ilimitados", a parchear la situación. En cambio, "llevamos mucha foto hecha y mucho diálogo social, pero no nos hemos puesto en serio, porque no hay efectividad", lamentó el presidente de la patronal.

SEGUNDA COMUNIDAD CON MÁS VENCIDOS

Precisamente, ayer se publicó que Baleares es la segunda Comunidad Autónoma con un mayor porcentaje de efectos de comercio impagados sobre vencidos, con un 8,2 por ciento del total, por detrás sólo de Canarias y dos puntos por encima de la media nacional (6,2 por ciento) mientras que el importe medio de esos bienes comprados a plazos y desvueltos por impago alcanzó los 3.330 euros, un 18,5 por ciento por encima del conjunto nacional, y un 6,25 por ciento menos que en 2008, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Cabe señalar que el Comercio es el principal sector empleador en Mallorca. Y que, sólo el minorista, que está integrado por 10.700 establecimientos, es responsable directo de la contratación de 30.000 trabajadores en la isla, aunque de una forma muy atomizada, ya que la mayoría de tiendas cuentan con una media de entre 1 y 2 asalariados. Por ello, despedirlos es análogo al cierre en la mayoría de casos.