18 de noviembre de 2019
22 de junio de 2019

Los trabajadores del vertedero de Ibiza desconvocan la huelga indefinida que iba a iniciarse este lunes

IBIZA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los cerca de 20 trabajadores del vertedero de Ca na Putxa, en Ibiza, han decidido desconvocar la huelga indefinida que iban a iniciar este lunes para exigir mejoras salariales.

Este viernes, en una reunión que se prolongó durante más de 12 horas en el Tribunal de Mediación y Arbitraje de Baleares, se logró cerrar un acuerdo con la concesionaria, según ha informado a Europa Press el sindicato CCOO.

El secretario general de la delegación pitiusa de CCOO, Felipe Zarco, ha destacado que, cuando se sale de una negociación, se termina con la sensación de que han quedado temas por negociar, pero "cuando se mira de manera global, se ha logrado un acuerdo bastante bueno para los trabajadores, aunque siempre es mejorable".

Entre otras mejoras, se regularizarán atrasos sobre el IPC relativos a 2018 y una subida para este año y el 2020 de un 4,75. Asimismo, los trabajadores dispondrán de tres días por motivos personales y los operarios de una determinada categoría percibirán desde ahora un plus por penosidad.

"A nivel global, se ha logrado un pacto a nivel salarial", ha insistido.

Asimismo, en breve continuarán las negociaciones para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores de los servicios de limpieza y recogida de basura de los municipios de Ibiza y Sant Antoni.

"Si no se llega a ningún acuerdo, en estos casos la huelga indefinida comenzaría el 29 de julio", explicaron esta semana desde el sindicato, asegurando estar "dispuestos" a seguir sentándose porque una huelga "no es un extremo deseable para nadie".

Según afirmaron, en el caso del vertedero, la huelga indefinida afectaría a los ciudadanos de Ibiza y Formentera ya que no podrían entrar camiones y, "aunque no sea tan visible para la gente, va a provocar un problema grande para las empresas que se dedican a la recogida de residuos y se van a formar grandes colas en la carretera de Jesús".

Según cálculos del sindicato, las mejoras exigidas por estos operarios suponían para la empresa unos 2.000 euros al mes.

Desde el pasado abril los trabajadores de estos servicios están realizando movilizaciones, añadiendo que en Sant Antoni "parece que hay un pequeño acercamiento".

En Sant Antoni, se ha pedido un incremento salarial y piden que el 75 por ciento de la plantilla sea fija o fija discontinua.

Para leer más