15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 28 de octubre de 2014

    La valeriana es la planta medicinal más utilizada en Baleares para conciliar el sueño

    Las farmacias baleares inician una campaña para aconsejar sobre cómo combatir el insomnio otoñal

    La valeriana es la planta medicinal más utilizada en Baleares para conciliar el sueño
    GETTY

       PALMA DE MALLORCA, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

       La valeriana es la planta medicinal de dispensación farmacéutica que más se utiliza en Baleares para combatir el insomnio. Asimismo, también se consumen pasiflora, el espino blanco o la amapola de California. "Entre sus propiedades se encuentran el facilitar un sueño reparador y sin despertares nocturnos, así como la facilidad de usarlas de manera prolongada porque no generan adicción", según asegura el vicepresidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Baleares, Javier García Veiga.

       Este experto destaca cómo en el archipiélago balear los turistas procedentes de diferentes países del entorno también son consumidores de somníferos de síntesis. "Los italianos, junto con los españoles son quienes más los demandan aquí. Mientras que los franceses son los que más solicitan fitoterapia, y también cada vez más la población española", comenta.

       Todos estos preparados de origen natural deben ser adquiridos en la farmacia ya que "el farmacéutico, por su formación, tiene una base botánica y de farmacognosia, la ciencia que se ocupa del estudio de las terapias de origen natural. Esto le capacita para poder aconsejar de manera profesional, con criterio y seriedad sobre su uso correcto", señala García Veiga. Además, "son preparados que cumplen con la legislación respecto a los protocolos de correcta fabricación, análisis de control de calidad y seguridad y correcta distribución y custodia", concluye.

       En esta línea, el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de las Islas Baleares han iniciado una campaña informativa para concienciar sobre la importancia de conciliar el sueño de forma sana y natural y no abusar de los hipnóticos de síntesis.

       El 30 por ciento de la población afirma dormir mal o regular y el 28 por ciento ha tomado tranquilizantes o somníferos para evitarlo en el último año, según datos de una encuesta realizada por INFITO. Los expertos recomiendan medidas de higiene del sueño y la toma de preparados farmacéuticos de origen natural como la valeriana o la pasiflora para combatir el insomnio ocasional.

       La crisis económica y otros factores de tensión de la vida social "están favoreciendo un aumento de la prevalencia del insomnio en la sociedad", asegura el doctor Rafael del Río, jefe de la Unidad de Sueño del Hospital Nuestra Señora de América de Madrid y somnólogo acreditado por la European Sleep Research Society (ESRS). Se trata de un trastorno que se caracteriza por la incapacidad para conciliar o mantener el sueño y suele aparecer como consecuencia de un factor desencadenante de naturaleza estresante pero también por factores perpetuadores como un afrontamiento erróneo del problema en sí, creencias equivocadas de cómo afrontarlo o el desarrollo de hábitos inadecuados que contribuyen a su cronificación", comenta.

       Las consecuencias de ello son cansancio generalizado, falta de concentración y somnolencia durante el día. Para combatirlo, los especialistas recomiendan una serie de medidas de higiene, así como técnicas de relajación e incluso terapia conductual para permitir al paciente adquirir unos hábitos que le ayuden a dormir bien, "sin necesidad de recurrir a hipnóticos o sedantes sintéticos que no están indicados para ello y que producen numerosos efectos secundarios", advierte.

       Los medicamentos de síntesis pueden provocar dependencia y causar el efecto contrario, "si se toma de forma prolongada causa efecto rebote lo que puede desencadenar en insomnio crónico", indica el doctor del Río.

       Entre las medidas de higiene del sueño recomendadas por INFITO y el Colegio de Farmacéuticos de Baleares se encuentran el no realizar cenas copiosas, no tomar alcohol antes de acostarse, realizar alguna actividad física en la última hora de la tarde, no tener dispositivos tecnológicos cerca de la cama o la toma de preparados farmacéuticos de origen natural, "que, a diferencia de los hipnóticos de síntesis, tienen buena tolerancia sin generar dependencia", afirma del Río.