25 de febrero de 2020
17 de diciembre de 2019

Unos 90.000 niños se han visto desplazados en los últimos meses por la violencia en Malí, según Save the Children

Unos 90.000 niños se han visto desplazados en los últimos meses por la violencia en Malí, según Save the Children
Mujeres y niños en Malí - REUTERS / BENOIT TESSIER - ARCHIVO

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 90.000 niños se han visto desplazados en los últimos meses a causa de la violencia que sacude el norte y el centro de Malí, según ha indicado este martes la organización no gubernamental Save the Children, en medio del deterioro de la seguridad en el país africano.

En su comunicado, la ONG ha resaltado que alrededor de 200.000 personas se encuentran desplazadas en todo el país, entre ellos 105.000 niños, ante el repunte de la violencia yihadista y los enfrentamientos intercomunitarios.

Así, ha cifrado en 3,9 millones el número de personas que necesita ayuda humanitaria --una quinta parte de la población--, en comparación con los 3,2 millones de personas que se encontraban en esta situación en enero de este año.

Save the Children ha recalcado que alrededor de 300.000 niños se encuentran en estos momentos sin escolarizar, dado que 1.051 escuelas han tenido que cerrar sus puertas a causa de la violencia y la inseguridad. La mayor tasa de niños desplazados sin escolarizar se encuentra en las regiones de Ménaka, Mopti y Kidal.

"Con mis padres, hemos presenciado muchos ataques. A causa del miedo decidimos abandonar nuestra aldea. Nos asentamos en otro sitio y nos vimos forzados a irnos tras u año a causa de la inseguridad", ha relatado Fanta, de 17 años.

"Vivo aquí con mi padre, mi madre y ocho hermanos y hermanas", ha agregado, desde la región de Mopti. "Tras un año sin ir a la escuela, he vuelto. Me levanto cada día a las 4.00 horas y camino ocho kilómetros. No es fácil en absoluto, pero tengo el apoyo de mi padre", ha dicho.

Así, ha indicado que tres de sus hermanos y hermanas, de entre siete y once años, aún no van a la escuela porque "está muy lejos". "Creo que algún día podremos volver a nuestra aldea. No será fácil poner fin a la guerra, pero nada es imposible", ha añadido.

Save the Children ha destacado que la cifra de desplazados y la inseguridad suponen una carga para las instalaciones sanitarias y nutricionales, mientras se calcula que 190.000 niños menores de cinco años se encuentren gravemente desnutridos cuando termine el año.

En este sentido, ha resaltado que las regiones de Mopti y Gao cuentan con una tasa de desnutrición grave del nueve y el catorce por ciento, respectivamente.

"UN DESAFÍO DIARIO"

Amavi Akpamagbo, director de la ONG en Malí, ha resaltado que "es vital que las comunidades necesitadas reciban servicios como la sanidad y la educación". "Es un desafío diario. Las comunidades donde los desplazados encuentran refugio hacen frente a condiciones de vida difíciles y están haciendo lo posible para ayudar a nuevas familias que llegan cada día", ha dicho.

De esta forma, ha alertado de que "para las organizaciones de ayuda, cada vez es más difícil acceder a áreas en el centro y el norte de Malí a causa de la inseguridad".

"El acceso de los niños a servicio sociales básicos como la educación y la sanidad debe ser una prioridad. Es incomprensible que cerca de 300.000 niños se vean privados de su derecho a la educación, que millones necesiten ayuda y que más de 100.000 hayan tenido que huir de sus casas", ha lamentado Akpamagbo.

En esta línea, el director de la ONG en el país africano ha resaltado que "no se puede poner en peligro el futuro de los niños de Malí, pero eso es exactamente lo que está pasando debido a la violencia y la falta de recursos".

"De los 324 millones de dólares (cerca de 291 millones de euros) que se calcula que son necesarios para cubrir las necesidades prioritarias, sólo el 49 por ciento ha sido recaudado. Este es un momento clave para los niños de Malí, no podemos decepcionarles", ha reiterado.

Por último, Save the Children ha reclamado a los gobiernos que protejan a los civiles durante las operaciones militares contra los grupos yihadistas, con un foco especial en los niños.

El país se ha visto sacudido por un incremento de los ataques por parte de grupos yihadistas y los enfrentamientos intercomunitarios, que han causado la muerte de cientos de personas en lo que va de año.

Para leer más