24 de octubre de 2020
23 de septiembre de 2020

Abdulá denuncia que algunos de los prisioneros talibán liberados ya han vuelto al campo de batalla

Abdulá denuncia que algunos de los prisioneros talibán liberados ya han vuelto al campo de batalla
Abdulá Abdulá y Ashraf Ghani - CHEN XIN / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - ARCHIVO

EEUU alerta de que "los niveles actuales de violencia son demasiado altos" en Afganistán

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Varios de los prisioneros talibán liberados por el Gobierno afgano antes de las conversaciones de paz con el grupo armado han vuelto al campo de batalla, según ha denunciado este miércoles Abdulá Abdulá, el presidente del Alto Consejo Nacional para la Reconciliación.

"No sé el número exacto, pero tengo constancia de que algunos talibán liberados han vuelto al campo de batalla, lo que es una violación del compromiso que adoptaron", ha dicho, en referencia al acuerdo firmado por los insurgentes con Estados Unidos el pasado 29 de febrero, según la agencia afgana de noticias Jaama Press.

En virtud de dicho acuerdo, Kabul liberó a más de 5.000 prisioneros talibán, entre ellos algunos detrás de importantes atentados y acciones, a cambio de lo cual el grupo insurgente liberó a 1.000 prisioneros de las fuerzas gubernamentales. El intercambio de prisioneros fue el paso previo al inicio de conversaciones de paz el pasado 12 de septiembre en Doha.

Por otra parte, durante su participación en un encuentro organizado por el 'think-tank' estadounidense Council on Foreign Relations, Abdulá también ha denunciado que el nivel de violencia sigue siendo alto en el país, tal y como ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

"Desgraciadamente, hasta ahora el nivel de violencia es muy alto y está a un nivel que no es aceptable para la población", ha señalado el que fuera primer ministro. "Reitero mi llamamiento a los talibán y también a todos los socios que tengan influencia sobre los talibán que presionen en ese punto", ha añadido.

El Gobierno afgano y los talibán intercambiaron acusaciones el martes a causa del repunte de la violencia en el país, en un momento en el que ambos se encuentran inmersos en unas históricas conversaciones de paz en Qatar para intentar alcanzar un acuerdo que ponga fin al conflicto.

Entretanto, el Ministerio de Información y Cultura ha criticado la falta de información respecto a la evolución de las conversaciones de paz. En rueda de prensa, su 'número dos', Abdul Manan Shiway-e Sharq, ha defendido que en el diálogo deberían estar presentes representantes de los medios y ha denunciado la censura en torno a lo que se está discutiendo. "La censura va contra la ley", ha subrayado.

Tras asegurar que el Gobierno está comprometido con mantener la libertad de expresión, ha reclamado tanto a los negociadores gubernamentales como de los talibán en Doha que "determinen la posición de los medios afganos en las conversaciones de paz" y que, aunque las conversaciones sean a puerta cerrada, se permita a los medios cubrirlas.

"La postura del Ministerio de Información es que se debe dejar de lado la censura, los medios deberían tener el derecho a cubrir cualquier cos que ocurra durante las negociaciones y representantes de los medios afganos deberían tener una presencia activa en torno a la mesa de negociación para que se preserven sus derechos", ha resumido el viceministro, según informa la cadena Ariana.

EEUU PIDE REDUCIR LA VIOLENCIA

Por su parte, el representante especial de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Khalilzad, ha indicado ante un subcomité de la Cámara de Representantes del país norteamericano que "los niveles actuales de violencia son demasiado altos", por lo que ha abogado por una nueva reducción de la violencia.

Khalilzad ha resaltado que los talibán acordaron que "un alto el fuego permanente" estaría en la agenda de las negociaciones y ha hecho hincapié en que "las reducciones (de la violencia) son posibles", teniendo en cuenta que los insurgentes ya acordaron dos altos el fuego y una reducción de la violencia antes del acuerdo del 29 de febrero.

"Esperamos que las negociaciones lleven pronto a una significativa reducción de la violencia por parte de todas las partes, reduciendo el número de afganos que mueren o resultan heridos. Una reducción de la violencia ayudará a generar la confianza necesaria para que las conversaciones tengan éxito", ha argüido.

Asimismo, ha dicho que Estados Unidos "está comprometido" con los términos del acuerdo firmado el 29 de febrero con los talibán y ha asegurado que la reducción del despliegue de tropas continuará durante los próximos meses, según ha recogido la cadena de televisión afgana Tolo TV.

Khalilzad ha manifestado además que los talibán han realizado algunos "pasos positivos" de cara a romper sus lazos con Al Qaeda, si bien aún no los suficientes como para cumplir su parte del acuerdo, al tiempo que ha incidido en que desde la firma del acuerdo en febrero "los talibán han ordenado a sus fuerzas que no lleven a cabo ataques contra fuerzas estadounidenses o de la coalición".

"Las delegaciones afganas de las partes en conflicto (...) tienen la oportunidad de poner fin a más de 40 años de guerra en su país", ha argumentado, al tiempo que ha hecho hincapié en que "los afganos piden paz y hay un apoyo masivo entre los afganos a estas conversaciones y a un acuerdo político".

En otro orden de cosas, ha lamentado que "los líderes afganos no se comportaran de forma responsable ni juiciosa tras la salida de las tropas soviéticas de su país como resultado de un movimiento de resistencia que contó con el apoyo de Estados Unidos".

"En lugar de cooperar y acordar una fórmula política para su país, iniciaron unan violenta guerra civil. Ayudaremos a Afganistán a aprovechar este momento histórico y evitar que se repita lo que pasó en los años noventa, pero en última instancia la responsabilidad es suya", ha remachado.

Para leer más