4 de marzo de 2021
27 de mayo de 2014

Activistas turcos convocan una protesta para celebrar el primer aniversario de las protestas del parque Gezi

ESTAMBUL, 27 May. (Reuters/EP) -

Los activistas que participaron en las manifestaciones contra el Gobierno de Turquía el pasado verano han convocado una protesta masiva este fin de semana para celebrar el primer aniversario del levantamiento, por lo que se temen nuevos enfrentamientos con la Policía.

El año pasado, la protesta pacífica de un grupo de manifestantes que se oponían a una reforma del parque Gezi, una esquina de árboles en la céntrica Plaza Taksim de Estambul, se convirtió en un pronunciamiento nacional contra el primer ministro Recep Tayyip Erdogan. Las protestas terminaron con una dura represión policial.

Solidaridad Taksim, un colectivo que agrupa sindicatos, partidos opositores y grupos civiles que ayudaron a organizar las protestas, han anunciado que tomarán las calles de nuevo el 31 de mayo para celebrar el aniversario del comienzo de las protestas. "Estaremos en las calles, con millones de personas, con decenas de lenguas diferentes, diferentes voces y todos nuestros colores", han dicho en un comunicado.

Los policías antidisturbios han permanecido en la plaza Taksim desde el comienzo de las protestas. El pasado 1 de mayo impidieron las habituales concentraciones de trabajadores tanto en la plaza como en los alrededores.

Erdogan también ha reafirmado su autoridad tras las revueltas de 2013. Su partido, el AKP, se impuso en las elecciones municipales, con una importante presencia en Estambul y en la capital, Ankara, lo que redujo la influencia de la oposición.

La portavoz de Solidaridad Taksim, Mucella Yapici, ha asegurado que el objetivo del grupo es dejar claro que no ha abandonado sus quejas, incluida la anulación de los cargos contra los que participaron en las protestas. Un tribunal de Turquía dictó una orden de arresto para 47 de los 255 sospechosos de participar en las revueltas, un caso que sigue abierto.

"El Gobierno está creando un clima de tensión con políticas que permiten la violencia policial", ha dicho Yapici. La portavoz también ha denunciado la fuerte presencia policial del 1 de mayo, una fuerte represión tras el desastre de la mina en Soma y la violencia desatada tras el funeral de un manifestante que había muerto tras casi un año en coma.

Según los informes de la Policía, más de 3 millones de personas de toda Turquía, que cuenta con una población de 77 millones, participaron en las protestas del año pasado.

Para leer más