17 de noviembre de 2019
16 de agosto de 2019

Afganistán investiga las denuncias sobre la muerte de once civiles en una operación contra los talibán

Afganistán investiga las denuncias sobre la muerte de once civiles en una operación contra los talibán
Soldados afganos en KunduzNASIR WAKIF/REUTERS - ARCHIVO

MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Afganistán han abierto una investigación en torno a las denuncias sobre la muerte de once civiles durante una operación de los servicios de Inteligencia en Gulal Koh, ubicada en la provincia de Paktia (norte).

Durante la jornada de este viernes, los ministros de Defensa e Interior, Asadulá Jalid y Masud Andarabi, respectivamente, así como el jefe de la Dirección Nacional de Seguridad (DNS), Masum Stanekzai, se han desplazado al lugar para abordar la situación.

Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión local Tolo TV, el comandante de las fuerzas de la OTAN en Afganistán, Scott Miller, ha sido parte de la delegación que ha viajado a Gulal Koh, que también analizará la situación de seguridad en el lugar.

Los miembros de la delegación oficial han reclamado a las autoridades provinciales que tengan un "papel directo" en el análisis de lo sucedido, sin dar más detalles al respecto.

La DNS --los servicios de Inteligencia-- indicó que la operación se saldó con la muerte de once talibán, incluidos dos comandantes del grupo, lo que ha sido rechazado por los residentes y líderes tribales.

"Está muy claro que el Gobierno es culpable en este asunto", dijo el martes un líder tribal que se desplazó a la capital, Kabul, para pedir explicaciones al Gobierno, según Tolo TV.

Residentes y líderes tribales citados por la cadena indicaron que los once civiles fueron sacados de sus viviendas durante la operación y ejecutados por la Unidad 01 de la DSN.

Por su parte, la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) se mostró el miércoles "profundamente preocupada" por las denuncias sobre la muerte de civiles durante la operación, llevada a cabo el domingo.

Así, indicó a través de su cuenta en la red social Twitter que su equipo de Derechos Humanos analiza este incidente y advirtió de que la rendición de cuentas es "esencial". "El daño contra los civiles debe cesar", reclamó en su mensaje.

Más de 1.500 civiles murieron o resultaron heridos por la guerra en Afganistán durante el pasado mes de julio, el más sangriento en el país centroasiático desde mayo de 2017, según las cifras de la UNAMA.

Para leer más